La Loca de los Gatos

¿Qué ven los gatos en el espejo? ¿Se reconocen a sí mismos?

¿Qué ocurre cuando un gato se ve reflejado en el espejo?

Una vez que sale el tema de los gatos y los espejos hay miles de preguntas que pueden venir a nuestra cabeza ¿Saben los gatos lo que es un espejo? ¿Saben que son ellos mismos? ¿Creen que se trata de otro gato?¿Por qué unos gatos se asustan de su reflejo y otros no? ¿Cómo saben que son ellos? ¿Por qué mi gato se asusta siempre que pasa por el espejo?

Mira el video para ver la reacción de este gato 😀

¿Saben los gatos que son ellos los que están frente al espejo?

Sí y No. Vamos por partes… Depende de cada gato. La conciencia de ser uno mismo es una habilidad que se da solamente en el caso de existir unos lóbulos frontales desarrollados, como es el caso de los humanos. También los gatos los tienen así como otras especies animales.

La similitud entre nuestro cerebro y el del gato es notable, por lo que nos puede servir de guía para conocer las capacidades de los gatos.

¿Cómo podemos saber de qué forma ve nuestro gato su propio reflejo?

Debemos interpretar sus reacciones. Obviamente, si nuestro gato pensara que hay otro gato al otro lado del espejo, actuará como si realmente existiera otro gato, por ejemplo, arqueando el lomo o acercando su naricilla amistosamente.

Sin embargo, cuando nuestro gato piensa que se trata de otro gato es posible que pase de la amistad/desconfianza directamente al desconcierto pues ante sus ojos ahí hay un gato que está imitando sus movimientos pero el resto de sus sentidos no registra ningún tipo de estímulo.

La conclusión a la que llegue nuestro gato para resolver el puzzle dependerá de la edad de nuestro gato, su experiencia y también su capacidad intelectual.

¿Cómo lo aprenden los gatitos?

Los gatitos siempre están activos y normalmente son bastante menos desconfiados. Es habitual que un cachorro que ve su reflejo tenga el impulso, al ver a otro gatito con actitud juguetona, de ir a jugar con su propio reflejo. Pero pronto descubren que ese juguete no les da más que frustración ya que no reciben ningún tipo de respuesta física, algo fundamental en el juego. Y por ello se aburren y cesa la curiosidad incial.Lo mismo ocurre en ocasiones con la televisión. Aunque puede llamarles la atención inicialmente el interés va cesando en la mayoría de los casos.

Mi gato se asusta de su reflejo

Algunas veces ocurre que el primer encuentro entre un gato y un espejo es en la etapa adulta, cuando el gato ya ha crecido y no tiene esa inagotable energía para jugar y además se ha vuelto más cauto y desconfiado.  Es en esa situación cuando hay más posibilidades de que el gato se muestre desconfiado, asustado, u hostil con el gato del reflejo.

Si necesitamos ayudar a nuestro gato a familiarizarse con su «yo» del espejo, podemos mirarnos con él, vernos los dos reflejados (si no se pone agresivo ni nada de eso). Al vernos a nosotros en el cristal se crea un enlace en su mente. Al parecer, el gato sabe quienes somos nosotro y también es capaz de diferenciar que sólo hay uno de nosotros

Aunque el gato ha aprendido que puede ignorar al gato del espejo, a nosotros no pueden ignorarnos. Al hablar con el gato en el espejo, nuestro gato puede observar más fácilmente cómo se imitan los movimientos en el espejo y entonces empezar a entender lo que hace el espejo.

¿Pero sabe que es él el que hay en el espejo o no lo sabe?

Seguramente el concepto que tiene un gato del espejo no sea igual que el nuestro y es posible que nunca sepamos si nuestro gato que se trata realemente de su reflejo. Y esto es así por una razón fundamental: no necesitan saberlo. Los gatos pueden saber que son ellos pero eso es algo que simplemente no es importante en sus vidas.

vía P. Merritt.

Salir de la versión móvil