La Loca de los Gatos

Gatificación: Las mejores ideas con puertas para gato


Las gateras o puertas para gato son mucho más útiles y versátiles de lo que podíamos imaginar. Todo el mundo sabe que estas puertas sirven para que nuestro gato entre y salga de casa sin que tengamos abrir la puerta cada vez que quiera hacerlo. Sin embargo las gateras tienen muchas más aplicaciones que pueden facilitarnos enormemente la vida con nuestros gatos.

1. No solo en la puerta principal, puedes poner una puerta gatera en todos los sitios. En metal, en cristal, en madera, en la pared, en el interior de la casa, en la fachada, en ventanas o en muebles.

En la pared. En el interior o en el exterior de la casa. Para salir fuera, para entrar a una habitación, un mueble o un hueco preparado para tu gato (como este).

Sobre cristal. En puertas, ventanas, cristaleras, etc.

 



En un mueble gatificado:

En tu caravana:

En la fachada:

En tu Gatio. Si tienes un patio interior o has preparado un patio o ventana para que tu gato pueda entrar o salir, te vendrá genial una puerta para gatos. Mira más ejemplos de gatios aquí. Para ver adaptaciones de ventanas puedes ir aquí.

 

 

2. Pon una puerta para gato en cualquier sitio que quieras mantener cerrado mientras que quieres permitir que tu gato entre sin tener que levantarte a abrirle. Puedes separar así la habitación donde está la comida del gato y no quieres que tu perro entre a robársela.



3. Incluso puedes ponerlo en tu casa si quieres que el gato entre y salga sin abrir y cerrar, por ejemplo en una habitación con chimenea o calefacción o aire acondicionado en la que no quieras mantener la puerta cerrada para retener el frio o el calor. Ahorrarás mucho en la factura de electricidad.

 

4. Si te da miedo que se vea desde la calle, escóndela. En lugar de ponerla en la puerta principal elige un sitio diferente y cúbrela con una caseta para perro como en la imagen. Nadie se dará cuenta de que tienes una entrada para gatos.


5. Si quieres darle un toque personal, decórala. Existen puertas para gato en muchos colores (blanco, marrón, plateado, transparente…) para que elijas la que más juego te de a la hora de incorporarla a tu hogar.

 

6. Hazle una habitacioncita a tu gato en casa (una pequeña despensa o lavadero pueden servir o un armario empotrado que no uses). Y protégela con una puerta para gatos o gatera. Tu perro no podrá entrar y las visitas no verán todos los accesorios de nuestro gato. (La foto es un ejemplo, pero mejor no pongas el arenero y comedero tan  tan cerca).

7. Convierte cualquier estancia con acceso al exterior en un refugio para gatos.

Espero que os hayan gustado estas ideas!

Salir de la versión móvil