La Loca de los Gatos

¿Por qué mi gato saca el agua del bebedero?

Volcar el bebedero, volcar nuestro vaso de agua, meter las patitas, empujar el bebedero a otro sitio y vaciarlo por el camino, e incluso hacer esto mismo con prácticamente cualquier cosa que tenga agua… Estos comportamientos son bastante frecuentes en gatos, especialmente los más jóvenes y adultos activos. En ocasiones además resulta bastante molesto ya que puede ocurrir que el agua pase más tiempo en el suelo que en el bebedero pero ¿Cuál es la causa?

¿Por qué mi gato saca el agua del bebedero?

Aunque una gran cantidad de gatos juega con el agua, o la vuelcan o llevan sus juguetes hasta el bebedero, no siempre es por la misma causa, así que vamos a ver a continuación cuales son los «razonamientos gatunos»que podrían explicar estos jueguecitos acuáticos.

1. Necesidad o ganas de jugar.  En palabras de la experta P. J-Bennett para muchos gatos el agua del bebedero es un juguete irresistible. El agua comienza a moverse haciendo ondas con solo tocar levemente con las patitas y es solo cuestión de tiempo que aprendan que cuanto más fuerte dan con la patita mayor es el movimiento ¡Impresionante! ¿Verdad?. Así que si tu gato es especialmente juguetón o encuentra pocos estímulos con los que divertirse en casa es posible que el bebedero sea todo un compañero de juegos para él. En ese caso os recomiendo que además echéis un vistazo a este post, con un montón de ideas para enriquecer su día a día así como un poquito de paciencia y algunos minutos de juego extra al día.

2. Cogerla con la pata. Tal vez si ves a tu gato metiendo la patita en el agua para luego lamerla te vengan ala cabeza mil ideas antes de pensar… que prefiere cogerla con la pata. Al igual que algunos gatos sacan la comida del comedero para comerla, otros lo hacen con el agua. El por qué de esta preferencia no está del todo claro, pero sí que se ha observado que algunos gatos no quieren meter la cabeza en el cuenco o recipiente del agua y por eso la sacan. Este comportamiento es más probable en los recipientes que tienen a tener un nivel de agua no muy elevado y que implican meter la cabeza a mayor profundidad (el agua no llega hasta el borde). Al igual que los gatos que sacan la comida del comedero pueden un día comerla tranquilamente y otro día jugar con ella por toda la casa, los gatos que beben con las patas pueden mostrar algunos días un comportamiento más tranquilo e incluso beber del recipiente si está bastante lleno y otros chapotear algo más.

En este caso podemos considerar rellenar el agua con más frecuencia para que no baje el nivel hasta cierta profundidad o cambiar el tipo de recipiente por uno más amplio y más plano e incluso podemos probar con una fuente para gatos, de las que tienen un motorcillo que filtra el agua y hace que suba a la superficie, como este modelo.

3. Seguridad. Ya hemos hablado en otras ocasiones de lo importante que es para los gatos sentirse seguros, con plena visión del espacio donde están y posibilidad de «huir» fácilmente. Si tu gato se siente en una posición comprometida, donde pueda ser acosado, emboscado (especialmente en casas con más de un gato o perros) o tenga dificultad de visión para vigilar a su alrededor es posible que prefiera volcar el agua del recipiente y  beber más tranquilamente en el suelo, encimera o cualquier otra superficie plana.

Coloca el comedero de la forma que sea más segura para tu gato. Puedes ampliar más la información en este post, donde explicamos cual es lugar más adecuado para colocar la comida de tu gato según sus preferencias.

4. Comodidad. Si tu gato no se encuentra cómodo con el bebedero te lo hará saber. No te dirá si es demasiado grande, demasiado pequeño o si no le gusta el material, y ahí es donde tu tendrás que hacer un buen trabajo. Observa sus preferencias. Si por ejemplo tira el agua del bebedero de plástico y muestra preferencia por beber de tu vaso, es posible que no le guste el material. Si prefiere beberla del suelo tal vez sea muy profundo. Si el bebedero es muy pequeño le molestará en los bigotes. Observa sus preferencias y échale un vistazo nuestras recomendaciones sobre el tipo de recipiente más adecuado en este otro post.

5. Agua limpia y fresca. Al igual que ocurre con el arenero si nuestro gato considera que agua no está suficientemente limpia no querrá beber de ella. Su forma de hacérnoslo saber puede ser cualquiera de las que indicábamos al principio, desde volcar el bebedero hasta llevar su juguete favorito dentro. Los gatos que no quieren beber agua estancada también suelen buscar fuentes alternativas, como el grifo, el inodoro o el agua sobrante en la pared de la ducha.

En este caso recordaros que limpiar el bebedero y cambiar el agua cada día. Imagínate que tu también bebes metiendo la lenguecita, con tus babitas, tus bacterias, tus restos de comida y que además es posible que tengas que compartirlo con otros gatos… ¿Cuántos días estarías sin limpiar el vaso? Vale, no es exactamente lo mismo, pero la limpieza es MUY importante para ellos.

También en este caso nos puede servir el uso de fuentes para gatos, que mantienen el agua oxigenada y limpia para que esté fresca y sin impurezas. En este post puedes ver un video sobre sus beneficios y funcionamiento.

6.  Estrés. Ante una situación de estrés el comportamiento de nuestro gato puede cambiar de forma inesperada, actuando de diversas formas que antes no solía hacer. En caso de que tengamos constancia o supongamos que nuestro gato está pasando por una etapa estresante es siempre más importante encontrar la causa que proteger el bebedero, ya que aunque consigamos que deje de volcarlo si la causa de este estrés continúa sin resolverse surgirán nuevos comportamientos y formas de expresarlo. Observa a tu gato y en caso de que sea necesario consulta con un veterinario, etólogo o terapeuta felino.

Si tu gato también tiene costumbres curiosas, locas o interesantes a la hora de beber agua no dudes en contárnoslo en los comentarios ¡Con tu aportación aprendemos cada día más!

Escrito por lalocadelosgatos.com. Prohibida su publicación total o parcial salvo autorización expresa.
Salir de la versión móvil