La Loca de los Gatos

¿Es normal que mi gato se tire peos? Hablamos de gatos con flatulencias…

Lo cierto es que muchas personas piensan que las flatulencias de fuerte olor  en gatos pueden ser algo absolutamente cotidiano…. A decir verdad, mi gato Manolo o mi gata Marla, por ejemplo, en todos los años que hemos vivido juntos. Nunca Jamás han soltado ningún pedete. Al menos si lo habían hecho resultaba imperceptible.

Sin embargo los dos pequeños Aina y Elliott sí que lo han hecho. Cuando Aina llegó a casa se tiraba unos peos increíbles. Nunca antes había visto eso. Tras la primera revisión veterinaria descubrimos que con lo pequeñita que era tenía casi su peso en lombrices dentro de su organismo. Con la pastilla antiparasitaria interna se le fueron, pero desde el día en que llegó y todos los días que estuvo expulsando los gusanos eran un continuo ir y venir de olores desagradables. Se le quitaron. Nunca más le ha vuelto a ocurrir.

El caso de Elliott, ya os lo comentaba en este post. No le estaba sentando bien el mismo pienso (concentrado) que les dábamos a las gatas y las primeras manifestaciones fueron en forma de gases. Peos. Flatulencias, de olor insoportable. Después vinieron las diarreas, por lo que estaba claro que algo había empezado a ir mal. Cuando conseguimos encontrar una comida que le sentara bien (después de descartar una serie de posibilidades) no volvió a ocurrir.

Esto quiere decir, que nuestros gatos no tienen por qué tener gases asiduamente y que las flatulencias podrían ser indicativas de que algo no va bien. Si de ocurre de forma esporádica y espaciada en el tiempo no debe ser una señal de alarma, es normal en cualquier mamífero. Sin embargo si empieza a ser demasiado frecuente sí deberíamos consultar al veterinario.

¿Cuales son las principales causas de flatulencias en gatos?

Alimentos de baja calidad: El motivo es que cuanto más barato sea el pienso o concentrado que come nuestro gato, probablemente llevará más cantidad de rellenos (arroces y otros cereales) y menos carne y pescado. Como ya os contaba en este post los gatos son carnívoros y su sistema digestivo no está preparado para absorber adecuadamente grandes cantidades de hidratos de carbono. Un pienso sin cereales, bajo en cerales o con harinas especiales que son fácilmente digeridas por los gatos ayudará a nuestro gato y dejará de forzar sus digestiones. También puede pasarles con algunos premios o snacks.

Intolerancia alimentaria: Como las personas, los gatos también pueden padecer intolerancias o alergias a algún alimento. Los síntomas pueden comenzar con gases, diarreas, alergias en la piel… Si tu gato tiene gases y su alimento es de alta calidad o tienes varios gatos en casa pero solo uno tiene gases (y descartamos los demás puntos) la intolerancia es una de las posibles causas. Es muy importante consultar con el veterinario ya que puede no estar absorbiendo los nutrientes adecuadamente y dar lugar a carencias y problemas mayores.

Cambios en la dieta: Los cambios bruscos de alimento son una causa de gases  y  diarreas en gatos ya que éstos son extremadamente sensibles a los cambios de alimento. La forma adecuada de realizar el cambio de un tipo de alimento a otro es hacerlo gradualmente, a lo largo de unos pocos días. En el primer día de la mezcla de 80% de alimento que solía comer, con 20% de la nueva comida, el segundo día el 60% del alimento anterior, con 30% del nuevo, y así sucesivamente… Puedes ver la forma de hacerlo en este enlace.

Tragar aire: Los gatos que comen demasiado rápido son más propensos a flatulencias y vómitos. Para hacer que tu gato coma más despacio y tenga una digestión más tranquila y saludable te recomiendo leer este post con trucos y consejos para gatos que comen rápido.

Darle las sobras: Algunos alimentos para humanos no son saludables los gatos y dárselos puede conducir a un malestar digestivo y flatulencias. Aunque sí que les podemos ofrecer pollo cocido o un poco de pavo o pescado, debemos evitar los alimentos que estén aliñados, curados o contengan picante y las sobras en general. Podemos alimentar a nuestro gato de forma natural haciendo una comida casera pa él, pero mejor que no le demos la que hemos cocinado para nosotros.

Leche: La leche de vaca no es apta para gatos, ni siquiera los cachorros. La leche les produce gases y diarreas. Si nuestro gato es lactante o nos apetece darle leche podemos comprar leche especial para gatos, que no les producirá ningún problema.

Parásitos como lombrices o giardia: Como comentaba al inicio estas son causas comunes de flatulencias en gatos. La giardia son unos protozoos que suelen provocar gases y también diarreas. Sin embargo las lombrices muchas veces no manifiestan más síntomas que gases (es posiblemente la causa más común de gases en gatos). La solución para las lombrices es fácil, tan solo tenemos que darle la pastilla antiparasitaria interna con la frecuencia que nos recomiende nuestro veterinario. Para la giarda nos dará también un tratamiento y en unos días nuestro gato mejorará, pero debe ser el veterinario el que establezca la duración y la dosis.

Enfermedades de tracto digestivo: Los gases no solo pueden ser síntomas de una alimentación inadecuada sino que también pueden ser indicativos de ciertas enfermedades digestivas, por lo que si nuestro gato tiene gases y no sabemos a qué se debe debemos consultar a nuestro veterinario y no conformarnos con que «es normal».

Vía: Cat World
Salir de la versión móvil