La Loca de los Gatos

Pastel con aspecto de arenero para Halloween

Todos los años busco y rebusco en la red, busco inspiración en mis gatos y también en personas chifladas o muy creativas, o ambas, para traeros las ideas más originales para Halloween. ¿Vas a una fiesta de Halloween? Pues este es el mejor postre que puedes llevar.

No no, ese no…  ¡¡ Una tarta con pinta de bandeja de arena para gatos!! ¿A que es una idea genial?

Lo más importante para que tenga un resultado realista son los complementos. Si podemos usar un arenero de verdad, pues mejor. Si no os viene bien un arenero, pues cualquier recipiente de plástico y forma rectangular, destapado puede valer. Lo que sí es imprescindible para que se entienda la broma es la pala-recogedor.

Lo que veis en la superficie que le da el auténtico aspecto de arenero es una cobertura realizada con galletas machacadas. Y las cacas son en realidad trozos de chocolate. Teniendo esto en cuenta podemos realizar la broma casi que con cualquier tarta o bizcocho como base. Solo hay que hacerlo con forma cuadrada y espolvorear la galleta (que hace las veces de arena) y añadir las cacas de chocolate… ¡No os olvidéis de enterrarlas un poco!

Algunas personas añaden unas cucharaditas de colorante azul en polvo para que de el aspecto de que es arena perfumada. Eso ya lo hacéis según vuestras preferencias. A mi me gusta más sin colorante, por aquello de que se parezca lo menos posible a un pastel.

Es muy importante, si hay niños, explicarles lo más claramente que se trata de un pastel.

No os voy a dejar la receta paso a paso ya que se puede hacer de muchas formas, pero sí os dejo todas las indicaciones para que os salga perfecta… bueno, realista.

1. Para la tarta: Si tienes buena mano te recomiendo que hagas una tarta de galletas con vainilla y chocolate ya que no necesita ser horneada y está bastante buena, con sabores que combinan bien con nuestra decoración «gatuna». Si no se te da bien cocinar puedes comprar algún preparado para bizcocho o tarta de queso que no necesite horno, o bien pasar la masa al recipiente/arenero cuando ya esté todo listo para dejar enfriar.

Como le vamos a poner una cobertura de galleta y chocolate lo más recomendable es que la tarta no sea muy seca. Tampoco es recomendable usar ningun tipo de tarta que tenga la gracia en el glaseado o toping, ya que vamos a usar nuestra propia cobertura «especial».

2. Para la arena: Hay que coger un paquete de galletas y pasarlo por una batidora. Tenemos que intentar que quede irregular, con trozos grandes y trozos más pequeños, o bien machacarlas a mano.

3. Para las cacas: Hay que usar chocolate fondant. La forma de hacer que queden así es calentando la tableta de chocolate dentro del envase, o usando una mezcla de chocolate que venga ya fundida. Lo que yo hago es dejar una tableta de cocholate fondant al sol o acercarla a un radiador o una fuente de calor. Cuando ya está blandito, pero consistente, corto una esquina del paquete y  y aprieto para que salga con la forma de la caca. Trataremos de redondearlas un poco para que queden más realistas. También es recomendable dejar alguna en el bordecillo y hacer alguna que otra con forma de plasta. Muy importante, hay que taparlas un poco con la cobertura de galleta, tal como lo haría nuestro gato.

Otra opción es usar algún chocolate que venga ya preparado, como la nocilla que viene con el tarro preparado para servir bocaabajo, pero tendríamos que agrandar el agujero del dosificador o quitar directamente el tapón y no se si la textura quedaría igual de consistente.

4. Accesorios: Si queremos podemos usar una de las bolsas para el arenero al hacer el pastel, pero también se puede hacer directamente sobre el recipiente. Lo que sí es imprescindible, como explicaba antes es el tema de la pala. Muy importante llevar nuestra para poder servir la tarta al resto de comensales.

¿Qué os parece? ¿Tiene buena pinta?

 

Sin duda es el complemento ideal para tu disfraz de loca de los gatos: 

Salir de la versión móvil