La Loca de los Gatos

Los gatos son carnívoros


Los gatos son carnívoros y deben alimentarse como tales.

A pesar de que los gatos son carnívoros por naturaleza existen alimentos comerciales vegetarianos para gatos así como piensos con altos contenidos en cereales o legumbres.

Muchas veces optamos por comprar alimento con verduras, principalmente los que venden en el supermercado con bolitas de colores (verde para los vegetales, marrón para la carne, etc…)

Pero ¿Son adecuados estos alimentos para nuestros gatos?

Está claro que un gato puede vivir comiendo pienso toda su vida pero también es cierto que muchas veces estamos forzando su organismo y en edades más avanzadas van a aparecer problemas sobre todo en el aparato digestivo y urinario. A ello debemos unir que muchos gatos domésticos, acostumbrados a los saborizantes del pienso (concentrado, balanceado) no acaban de acostumbrarse al sabor de la carne.

Muchos piensos incluso los de más alta calidad contienen cereales o legumbres (para que la máquina tipo extruder pueda hacer las bolas deben llevar harina). Estos ingredientes no aportan nada a nivel nutricional a nuestros gatos pero son un material más barato para hacer el pienso. Algunas marcas utilizan harinas de pescado y por ello contienen un aporte de proteina más alto.

Los piensos (concentrados) vegetarianos cumplen los estándares de calidad internacionales, pero dado que muchos de los nutrientes que nuestros gatos necesitan sólo provienen de la carne, este tipo de alimento está enriquecido de forma artificial para que nuestro gato pueda estar nutrido de forma adecuada a base de vegetales ya que éstos no forman parte de su dieta. Esto quiere decir que un alimento comercial vegetariano puede satisfacer las necesidades nutricionales de nuestro gato a la perfección, pero debemos tener en cuenta que su organismo no está diseñado para comer vegetales.

¿Qué comería nuestro gato en estado salvaje?

Carne. Los gatos domésticos son carnívoros obligados, lo que quiere decir que su dieta está basada en la ingestión de proteina. Comer carbohidratos no aportaría a nuestro gato los aminoácidos esenciales que su organismo necesita.

En estado salvaje los gatos se alimentan principalmente de ratones y pájaros. El organismo de nuestro gato está preparado para comer carne y órganos, es decir alimento húmedo de origen animal.

El gato en estado natural no come vegetales. Las únicas verduras, hierbas, frutas o cereales que come un gato en la naturaleza son las que se encuentran en el estómago del animal que acaban de cazar. Y eso es un porcentaje realmente minúsculo. 

Dientes

Nuestro gato tiene dientes de carnívoro. La naturaleza ha dotado al gato de unos dientes para apresar, matar, desgarrar y masticar animales.

El gato doméstico no caza. Las bolas de comida seca serán de gran utilidad para que no se acumule el sarro en los dientes del gato casero.

Aparato digestivo

El aparato digestivo de los animales carnívoros obligados está diseñado para substitir con una dieta a base de carne exclusivamente. Su capacidad para digerir y obtener nutrientes de otros tipos de alimentos está limitada. Aunque consuman otros tipos de alimentos,  éstos no poseen una fisiología apta para una digestión eficiente.

¿Debo adaptar su dieta? 

Con este artículo os invito a la reflexión, a que nos planteemos que están fabricando las marcas de alimento para gatos, que estamos comprando y cómo les afecta a ellos. Debemos tener en cuenta no solo que el perfil carnívoro del gato sino también que los estándares de calidad en los piensos (concentrados) para mascotas no son muy altos (a día de hoy muy pocas marcas de comida para mascotas cuentan con el certificado de aptitud para consumo humano).  Es decir, la mayoría de las ocasiones nuestros gatos están comiendo cereales mezclados con carne o pescado de muy poca calidad (posiblemente las sobras de lo que no es apto para el consumo humano).

Ser responsable con nuestro gato no solo implica darle un alimento de la más alta calidad sino también ser respetuoso con su naturaleza. Su organismo está preparado para cazar, comer y  digerir proteina. Los gatos domésticos no pueden decidir qué comer porque dependen de nosotros, por eso es importante que estemos informados para realizar la elección más adecuada.

Debemos elegir piensos de alta calidad, sin cereales o con pocos cereales y con carnes y pescados que nos ofrezcan garantías de calidad. Así ayudaremos a nuestro gato a mantener los dientes sanos, tomar una dieta equilibrada y reducir la ingesta de harinas y cereales. Además podemos complementarlo con comida húmeda y si es posible carne o pescado.

Wiki

Salir de la versión móvil