La Loca de los Gatos

Lleva a su gata a bañar al veterinario y la sacrifican por error

Esta noticia es realmente escalofriante. Se trata de una serie de confusiones que van una detrás de otra con un trágico final que podría haber sido evitable.

Todo comenzó cuando el dueño de Lady, una gata de ocho años de edad, decidió que ya le tocaba un baño antiparasitario. La gata fue llevada al veterinario para la limpieza y desparasitación y el veterinario, confundido, le practicó la eutanasia. Lady falleció inmediatamente.

Jesse, el hijo de la dueña, estaba en la sala de espera cuando el veterinario, que supuestamente estaba dando un baño a la gata, le pregunto si quería conservar el cuerpo. Jesse pensó que se trataba de una broma de muy mal gusto. Pero no. Lady había sido sacrificada por error.

Confusiones: 

La madre de Jesse, Colleen Conlon, de Massachusetts, Estados Unidos, culpa al veterinario por el incidente, Muhammad Malik al que acusa de negligencia. Sin embargo, el abogado de Malik, achaca los hechos a una serie de confusiones trágicas.

Al parecer, la confusión se debió a que dos gatos tenían cita a la misma hora, pero para cuestiones diferentes.

Todo ocurrió en el hospital veterinario Broadway Animal. Allí, los empleados habían atendido la llamada de un hombre solicitando cita para sacrificar a su gato, casi a la misma hora que Colleen Conlon, la madre de Jesse, llamó para pedirla cita para bañar y desparasitar a sus dos gatos: Lady y Little Bit.

«Pero ella no vino a la cita. El que vino fue su hijo», explicó el abogado y por eso los empleados de la clínica asumieron que Jesse, que fue solo con un gato en vez de lo dos, era el hombre que había llamado para sacrificar a su gato.

Jesse dice que se enteró de la confusión, cuando el veterinario regresó y le preguntó: «Quiere conservar el cuerpo?». «Al principio pensé que era una broma cruel», dijo Colleen al diario Telegram & Gazette que reveló la historia.

Más confusiones:

Sin embargo, el veterinario le dijo a la mujer que su hijo había firmado los papeles autorizando la eutanasia. Y que cuando llegó a la clínica, Jesse fue llevado a otro cuarto para que rellenara unos documentos con los datos del animal. Le dieron los formularios para practicar la eutanasia, pero el joven no reparó en los detalles y sólo completó los datos de la gata. Como era la primera vez que Lady iba a esta veterinaria, el joven pensó que era algo de rutina. Seguramente pensó que era su ficha de cliente.

Jesse entregó los formularios y se fue a buscar a su otra mascota, Little Bit que también necesitaba un baño. Resultó que la familia sólo tenía un transportín para los animales y debía llevarlos de uno en uno. Cuando regresó con la otra gata, le dieron la noticia.

La mujer ha presentado una denuncia ante la oficina del fiscal general del Estado de Massachusetts donde se produjo la muerte del animal.

La dueña ha dicho que «No creo que haya ninguna mala intención, pero yo creo que el veterinario fue negligente». «Estoy segura de que hay protocolos que deben seguir», se quejó.

Por su parte, el abogado que representa al veterinario mantiene que el veterinario es un profesional muy respetado y ha salvado la vida de muchos animales «durante sus 30 años de carrera». Y que lo ocurrido ha sido muy doloroso para él también. «Ama a los animales. Por eso se hizo veterinario», dijo y contó que el hombre ha recibido amenazas de muerte por este caso.

Personalmente no entiendo que si el gato estaba saludable lo sacrifiquen así como así, sin preguntar, sin mediar palabra con el dueño…. ¿Cualquiera puede llevar a un gato a sacrificar aunque esté saludable? ¿Y si hubiera sido otro tipo de intervención? ¿Cómo saben los dueños que el tratamiento para sus animales ha sido el adecuado si han coincidido con otros a la misma hora en la clínica? ¿Ni siquiera comprobaron el nombre del dueño o del gato? ¿Nadie explico al dueño lo que ponía en los papeles? Parece que el trato recibido no es muy normal. No se pregunta el nombre de la persona ni del animal, pero se sacrifica sin ninguna revisión o entrevista previa…. Increible.

vía Le dieron la eutanasia por error.

Salir de la versión móvil