La Loca de los Gatos

La historia real de un perro ciego y el gato que le guía

Hace un par de días publiqué en la web este video, en el que un gato abraza a su compañero perro con mucho entusiasmo después de 10 dias sin verse. La historia os emocionó  a muchos de vosotros pero también hubo algunos comentarios de incredulidad como «los gatos no dan abrazos» o «eso es lo que nosotros interpretamos» ¡Oh my God! Pequeños locos y locas de los gatos… Está claro que aún hay quien no conoce la preciosa historia de Tervel y Pudditat. ¡Mira el video!

 

 

Tervel es un perro mayor, ciego y parcialmente sordo. A su edad (14 cuando se hizo el video) y debido a sus discapacidades Tervel apenas se levantaba de su cama, donde pasaba el día descansando y obviamente también condicionado porque al moverse pudiera hacerse daño o estar en peligro. A pesar de ello Tervel vivía tranquilamente, en una casa, con una familia que le ama y una cama calentita y confortable. Pero la vida tenía un regalo para él, unos nuevos ojos peludos…

Pudditat es un gato callejero, que acostumbraba a rondar por las calles y meterse en peleas con otros gatos (según cuenta la dueña de Tervel). Cuando Pudditat conoció a Tervel se volvió un amigo inseparable, le acompañaba en sus horas de descanso y juntos se hacían compañía. La relación de Tervel y Pudditat fue estrechándose hasta que poco a poco Pudditat se ganó de tal forma la confianza de Tervel que ahora sale de su cama para pasear por el campo que rodea la granja en la que viven, disfrutando de relajantes paseos al aire libre.

En esos paseos siempre van juntos con la pecualiaridad de que Pudditat va delante (la mayor parte de  gatos que pasean suelen ir por detrás de sus compañeros perros y humanos) y Tervel le sigue, confiado. Es su gato-guía.

Si te parece que esta historia «no es lo habitual» te dejamos otro ejemplo:

 

 

Y si ahora ves de nuevo este video… ¿Te parece que es o no un abrazo??

 

 

Compártelo ¡¡Vamos a cambiar como el mundo ve a los gatos!!

Este artículo ha sido redactado por lalocadelosgatos.com mientras lloraba a moco tendido. Prohibida su publicación total o parcial sin autorización expresa.
Salir de la versión móvil