La Loca de los Gatos

¿Debo jugar con mi gato mayor?

Quizá pienses que cuando un gato se hace mayor y cumple los ocho años, dejarán de interesarle los juegos. Pero eso no siempre es verdad, cada gato es distinto y el cese en los juegos llega a un momento distinto. Algunos continúan jugando al escondite y buscando o cazando juguetes hasta que las patas no se lo permiten, mientras que otros efectivamente pierden el interés. Así que debes procurar que siga activo pero no lo fuerces demasiado.

¿Cuándo hay que parar los juegos con nuestro gato mayor?

No son muchos los síntomas visibles de envejecimiento en los gatos, pero uno que puedes observar es una menor actividad. Algunos gatos viejos pueden empezar a preferir la comodidad y el calor de su camita en un rincón a las aventuras al aire libre. Los juegos que inventasteis juntos, de los que en otro tiempo nunca se cansaba, pueden empezar a ser excesivos para él. Pero es posible que estos cambios no se produzcan hasta que el gato sea realmente muy mayor.

Mantener su interés por el juego

Los gatos no siempre son fáciles de entretener, y esto adquirirá más relevancia a medida que la edad empiece a dificultar su ejercicio. Procura encontrarle un juguete que le guste, pero si no se muestra interesado, respeta su decisión y déjalo estar; el juego forzado no resulta divertido para ninguno de los dos.

vía Whiskas.

Salir de la versión móvil