La Loca de los Gatos

Gatificación: Una cama con refugio para tu gato con cajas de fruta

La gatificación que os traemos hoy os va a encantar porque es una idea muy sencilla pero con un resultado moderno, resultón, un poco rústico y muy muy práctica para tu gato.

Se trata de una cama para gato con su casetita para refugiarse en la parte de abajo, hecha con tan solo dos cajas de madera, de las de las fruterías.

Antes de ver el paso a paso a paso completo os contaré que encontré estas fotos en el Facebook de Maderhisteria, unos profesionales de los trabajos artesanales con madera… ¿Sabes esas letras de madera tan chulas que aparecen tanto en los blogs de decoración? Pues son su especialidad! Sobre todo trabajan letras u otras figuras, pero como bien dice su descripción… pide por esa boquita. Os dejo también aquí el enlace a su web oficial porque no tiene desperdicio.

 

Para hacer la cama-refugio para tu gato necesitarás dos cajas de fruta. Estas en concreto son de un tamaño grande, con tres listones en cada sentido.

En segundo lugar debes medir el hueco de la caja de abajo. Que sea lo suficientemente grande como para que tu gato entre con normalidad. Toma las medidas y marca con lápiz por donde debes cortar los listones horizontales.

Para la caja que queda arriba solamente hay que dejar un bordecito, como se ve en la imagen superior, de modo que uno de los laterales lo vamos a quitar casi entero.

Una vez que hemos cortado los listones que no hacían falta, lijaremos muy bien los bordes, para que nuestro gato no se clave ninguna astilla. Y después pegaremos la caja de arriba y la de abajo con un pegamento fuerte especial para madera. Este es el que han usado ellos.

Y así es como quedaría, antes de añadir el cojín.

Si queremos que la caja tenga algún barniz o algún color diferente al que trae al natural, lo haremos antes de pegarlas entre sí. Y no las pegaremos hasta que estén completamente secas, para no estropearlas.

Una vez que todo esté completamente seco solo falta añadir un cojín en la parte superior que haga de camita. Si queremos también podemos poner un cojín o manta en la parte de abajo, la que hace de refugio. Incluso una alfombra o felpudo de fibra puede resultar agradable para nuestro gato ¡Sed creativos y experimentar con las preferencias de vuestros gatos!

¿Te sientes aún más creativo? Pues añade tus propias ideas! Por ejemplo, Laura Serrano nos ha enviado este mismo modelo que ella ha hecho para sus gatas con un cambio muy especial. Aprovechando la resistencia, peso y altura de las cajas ha añadido cuerda de sisal en varios puntos, para que así la cama también haga las veces de rascador. Como ya sabéis los gatos tienden a marcar su territorio con las uñas, por lo que me parece una idea genial. Además según nos explica Laura a sis gatas les encanta y ha sido todo un éxito.

Por cierto ¿Os imagináis unas letras de madera hechas a medida que digan Miau? Me encantarían! ¡Lo apunto a mi lista! Te dejamos algunas ideas más hechas por Maderhisteria con madera para que continúes inspirándote en la personalización de tu espacio gatuno en casa.

Personaliza tu casa con las frases o siluetas que tu quieras, como esta de gatito.

 

¿Te perece buena idea usar los nombres de tus gatos para decorar o preferirías hacerlo usando Purrs y Miaus de distintas letras y tamaños? ¡Hay un montón de posibilidades!

 

 

¿Qué os han parecido estas ideas? ¡Espero que os haya servido de inspiración para gatificar los espacios de vuestras casas!

Todas las imágenes son cortesía de Maderhisteria. Si quieres saber más sobre su trabajo puedes visitar su web o su página de Facebook.

Salir de la versión móvil