La Loca de los Gatos

Gatificación: El mejor rascador puede ser la pata de una mesa ¡Hazlo tu mismo!

¿Tu gato araña donde no debe? Mira esta idea para un rascador casero:

Rascador para gato en la pata de la mesa

Se trata de una cuerda atada a la pata de una mesa. Lo único que hay que hacer es buscar algún mueble en casa donde poder hacerlo y cubrirlo con cuerda. Es ideal para espacios pequeños o si no queremos tener demasiados trastos en casa.

¿No quieres más chismes en casa pero necesitas un rascador? ¡Hazlo tu mismo! La idea es muy sencilla pero realmente eficaz. Recordad que todos los gatos necesitan arañar para impregnar con su feromona los espacios donde pasan más tiempo.

Si tu gato está arañando el sofá, un mueble o cualquier otro sitio donde no debería debes proporcionarle una alternativa mucho más atractiva que ese sofá o mueble porque si no es difícil que deje de hacerlo. El nuevo rascador debe cumplir al menos 4 requisitos:

Ya que tenemos la idea y los requisitos claros solo hay que ponerse manos a la obra!

1. En primer lugar, mira a tu alrededor y busca el sitio ideal.  Puede ser la pata de una mesa, la pata de la cama, el lateral de una estantería… ¡Seguro que hay algún sitio donde puedas hacerlo!

2. Lo siguiente y último que tienes que hacer es recubrirlo con sisal grueso o mediano. Debes pegarlo al mueble con alguna cola adhesiva o pegamento extrafuerte, dependiendo de la superficie que hayas escogido (te recomiendo que preguntes en la ferretería porque es muy importante que se quede bien pegadito).

Y ya está. Ya tienes un rascador rápido, barato y eficaz ¡Sin chismes en casa!

Salir de la versión móvil