La Loca de los Gatos

El uso del Aloe Vera en gatos

¿No os ha pasado a vosotros también? Un día leemos un listado de plantas tóxicas para gatos y ahí está el Aloe Vera. Otro día leemos sobre terapias naturales beneficiosas para gatos y ahí también está el Aloe Vera. ¿WTF? ¿Qué está pasando?

El Aloe Vera ha demostrado tener multitud de propiedades curativas para los humanos, pero su uso en gatos no solo no está tan extendido sino que está rodeado de bastante confusión ¿Podría ser el Aloe Vera un complemento idóneo para tratar enfermedades en gatos? Y lo que es aún más importante…

¿El Aloe Vera es tóxico o es beneficioso para los gatos?

Cuanto más he buscado respuesta a esta pregunta en internet más confundida estaba. Así que le he pedido a Mercè Giménez Genovès (veterinaria especialista en terapias naturales para animales) que nos aclare los beneficios e inconvenientes del Aloe Vera  en gatos. Además de tener un gato precioso (Daka) Mercè se dedica a la formación de profesionales y particulares a través de Vida Natural Animal (estoy segura de que muchos ya conocéis esta web, de visita obligada si estás interesado en terapias naturales) .

Vale, pues ya que os he presentado a Mercè pasemos a resolver nuestra duda existencial ¿Mercè qué pasa con el Aloe Vera en los gatos, es tóxico o es terapéutico?

Depende. No es peligroso para todos. El gel de aloe (la parte interna de las hojas de aloe, transparente y gelatinosa) es muy beneficiosa para curar enfermedades en gatos, si la toman por vía oral. Pero si le das a tomar mucho aloe y le das con la corteza de la hoja, directamente de la planta, entonces puede ser irritante: la corteza y la savia cercana a la corteza contienen en gran cantidad unas moléculas irritantes para el digestivo de cualquiera, gatos incluidos.

Por tanto, la corteza de la planta de aloe, puede ser excesivamente laxante al ser ingerida. Y las diarreas no son nada deseables en gatos geriátricos  o debilitados. Ahí podría llamársele  peligroso. Pero nada más. En gatos sanos no va más allá de un efecto secundario laxante si ha comido corteza de aloe: mi gato, Daka, a los tres meses de edad, jugando, se comió una planta de aloe vera pequeñita, de unos 20 cm de altura, entera…y no le pasó más que una diarrea que le duró dos días. Yo me pegué un susto cuando encontré el tiesto atacado por Daka, pero ya ves, no pasó de ahí. Hoy Daka (en la foto) tiene 5 años y es un gatazo feliz, cazador y amante de la  buena vida.

No puede considerarse tóxico, ya que el aloe vera es una herramienta de curación muy potente en Veterinaria Natural. Mucha gente se sorprende aún al oír que el aloe vera se usa “ingerido” para curar enfermedades en animales y en personas. Pues sí, se puede usar en piel, para curar quemaduras, rasguños, etc, o bien se puede usar hecho jugo e ingerido. Este zumo se vende en herboristerías, tiendas online naturales, etc.

Estas moléculas que te decía que en gran cantidad son irritantes para el digestivo, cuando se toman en poquita cantidad, dentro del jugo de aloe, aportan un efecto suave de purgado que, junto con los demás efectos beneficiosos del aloe, es bienvenido como remedio natural que ayuda a cualquier animal enfermo a volver al equilibrio.

Algunas de las propiedades beneficiosas del aloe vera son: que induce al equilibrio del organismo, contiene potentes antioxidantes, contiene nutrientes esenciales, mejora la cicatrización de piel y la regeneración de tejidos internos, ayuda a otros tratamientos a eliminar las infecciones de cualquier tipo, es antiinflamatorio, antipirético y antiprurítico, gracias a su composición.

Por lo tanto, algunas de las acciones del jugo de aloe vera útiles en gatos son:

El aloe vera en medicina natural, se usa tanto en animales sanos (prevención de buena salud) como en animales verdaderamente enfermos (recuperación). Con el listado anterior sólo te he querido mostrar algunas de sus acciones para que te hagas una idea general, …pero un post no da para explicar todas las aplicaciones del aloe vera en gatos…! Decirte que la toma continuada de zumo de aloe aporta una gran mejora a todo el cuerpo del gato, ya que ayuda a su digestivo, su sistema inmunitario, su piel, su hígado…gracias a su composición y a su naturaleza equilibradora del organismo. Además, es un gran ayudante en veterinaria clásica porque incrementa la acción de otros tratamientos que ya esté recibiendo el animal, por el apoyo nutricional a todos niveles que realiza.

Con esto te quiero decir que el aloe es absolutamente beneficioso si lo administras bien a tu gato, sobre todo si lo compras ya preparado para usar a nivel oral (jugo de aloe certificado para beber, 95 a 99% de aloe, de calidad para humanos, usado para problemas digestivos en gatos como el estreñimiento, anorexia, y enfermedades sistémicas como leucemia felina, FIV, problemas respiratorios crónicos, cáncer…) o a nivel tópico (crema de aloe para curar heridas, lesiones por lamido, cicatrices, abscesos…).

¿Y cómo se administra bien el aloe vera? Pues primero debes valorar la idea de que, aunque tengas plantas de aloe en casa, tendrás que comprar el producto para asegurarte de que el aloe está bien preparado y es de calidad. En nuestra web recomendamos algunas marcas, como Forever Living Aloe Vera Gel o Lily of the Desert. Una vez comprado el producto, deberás acostumbrar a tu gato a un nuevo sabor: el del aloe. Para ello, lo que hacemos es añadir, día a día, cantidades crecientes de jugo de aloe en la comida de nuestro compi: el primer día sólo pondrás unas gotas de aloe vera sobre la comida y lo mezclarás para que no se note, al día siguiente igual. Al otro día, pondrás una cantidad ligeramente mayor, procediendo igual, y así, pasando los días, aumentando la dosis de aloe en la comida, hasta conseguir administrarle  1mililitro por cada kilo de peso de tu gato (si el gato pesa 5kg, habrá que darle 5 ml de jugo de aloe). Si está muy enfermito entonces la dosis será de 2 ml/kg (gato de 5 kg: 10 ml de aloe). El tiempo de tratamiento depende, suelen ser semanas hasta ver mejoría, y luego lo seguiremos administrando en dosis menor a tandas, para mantenimiento o prevención. (*Por supuesto, para saber qué dolencia o problema tiene nuestro gato y si el Aloe Vera puede ser beneficioso para él, debemos consultar con un especialista y nunca dárselo sin estar seguros de lo que hacemos. En la web de Vida Natural Animal tenéis también un directorio de especialistas en todas las provincias)

Esta es una manera de administrarle. Hay otras posibilidades… Otra manera es la de la jeringa de plástico sin aguja, a modo de biberón. En este caso no le mezclaremos con comida. También le darás poquito los primeros días (1-2 ml en total), hasta que al cabo de 4-5 días ya se tome su dosis (1 ml/kg ó 2 ml/kg). De esta manera, en dosis crecientes, además de acostumbrarlo al sabor, su digestivo se acostumbra al aloe, evitando en gran medida esa posible purga que comentamos al inicio del post.

Tenemos un montón de ejemplos que os podrían ser muy gráficos para su uso…si queréis os los cuento en otro post 😉 Un saludo y espero que poco a poco tengáis más interés en el aloe vera y en las Terapias Naturales para Animales! 

Mercè Giménez Genovès – Veterinaria Natural especializada en divulgación.

Enlaces de interés:

Salir de la versión móvil