La Loca de los Gatos

DIY: Botes con gatos ¡Hazlo tu mismo!

A pesar de que este es un tutorial muy muy fácil y que casi no necesita explicación, es uno de los que más me apetecía hacer ya que con unos pocos botes reciclados, un poco de pintura y unos gatitos de juguete podemos conseguir un resultado muy muy bonito y con miles de millones de aplicaciones.

Cuando publiqué esta viñeta que ilustra cómo es la despensa de una persona con gatos muchos os sentisteis identificados y entonces pensé que hay muchas formas de tener una despensa gatuna más bonita, que haga incluso que cualquiera que la vea tenga ganas de tener gato! Si es que todo pueden ser ventajas!!

El caso es que aunque mi propuesta inicialmente podría ser para fabricar un bote para los premios o para guardar el catnip, la verdad es que el resultado es tan tan bonito que se puede aplicar prácticamente para guardar cualquier cosa.

Personalmente, me gustan mucho para guardar los Cat Kisses, esos premios para gato que son como caramelitos de colores (puedes verlos aqui). Y también para el catnip, ya que es súper útil.

Puedes ver la receta de estas galletitas para gato aquí (en inglés)

 

 

 

Puedes ver más imágenes de estos tarros aquí

También puedes hacerlo para guardar cosas en la cocina como estos de la imagen, con botes de diferentes tamaños y formas, combinando los colores según tu gusto y necesidades.

También puedes pintarlo en tono dorados o plateados, si quieres un acabado deluxe. Si haces velas, puedes inspirarte en esta. Si no haces velas pero te gusta mucho puedes comprarla aquí. Esta es con aroma de piña.

También es una idea genial para usar en el cuarto de baño. Puedes poner tus gomas del pelo, horquillas, algodones de colores o bastoncillos.

 

Instrucciones para crear tu bote:

*Preparación*

1. Recolecta los botes que vayas a utilizar. Pueden ser de lo que quieras pero quedan más bonitos si son de cristal y tienen la tapa plana y de metal. Si no sabes por donde empezar puedes hacerlo seleccionando algunos botes de conservas, mermeladas, encurtidos… hay una gran variedad de tamaños y formas. Si no tienes ningún bote a mano también puedes comprarlo. Los venden vacíos, limpios y sin etiquetas en las tiendas multiprecio.

2. Si has optado por reciclar un bote límpialo y sécalo muy bien, para que no conserve olores. Quita la pegatina con agua caliente o con aguarrás o aguarrás simil. Vuelve a fregarlo para que no queden olores ni restos de pegamento.

*Prepara los siguientes materiales*

1. Un trozo grande de cartón que ya no sirva.

2. Pegamento extra fuerte que sirva para metales y plásticos, tipo super glue.

3. Pintura en spray de los colores que tu elijas

4. Gatitos de plástico. Puedes comprarlo en jugueterías, bazares multiprecio o de manualidades.

4. Opcional: Si tienes experiencia y quieres un acabado impecable puedes usar una prebase blanca para pintura en spray y un barniz brillo o mate también en spray.

*Instrucciones*

1. Pon el cartón en una superficie lisa y limpia. A ser posible en el exterior.

2. Si vas a usar prebase, aplícala de forma uniforme a todas las tapas de los botes y también a los animales cubriendo bien todos los huecos. Cuando esté completamente seca haz lo mismo con cada color en la tapa y animal correspondiente. Cuando esté seco puedes aplicar el barniz brillo o mate.

3. Déjalo secar muy bien. Cuando haya secado por completo aplica en la base del gato un pegote de pegamento y pégalo con fuerza a la tapa. Repítelo con todos los animales y todas las tapas y déjalos secar un par de horas.

4. Llena los botes a tu gusto.

 

 

Usos recomendados:

Un aporte extra de creatividad:

Además del uso de diferentes colores puedes usar diferentes tipos y tamaños de gato, como el que ves en la imagen superior. Eso hace que unos botes sean completamente diferentes a otros, por lo que puedes ser tan creativo como tu quieras.

Algunas otras ideas que me han gustado y que podrías aplicar a tus propios botes de gato son estas:

Usa etiquetas para diferenciar lo que contiene cada bote.

Dale un acabado mucho más sofisticado, pintando el bote con purpurina y así puede ser un envase perfecto para un regalo que hagas a una persona especial. Con las etiquetas que hemos visto antes puedes dejar una bonita dedicatoria o solo poner el nombre de la persona a la que da dirigido.

Confieso que los gatos son mi perdición y me encantan pero debo confesar que también me he enamorado por completo de estos botes de dinosaurios ¿No son absolutamente geniales? Además si tienes hijos (o un novio muy friki) seguro que tienes montones de figuritas de dinosaurios por casa ¡A reciclar se ha dicho!

 

Vía: Huffington Post.

Salir de la versión móvil