La Loca de los Gatos

¡Cuidado con las ventanas!

Las ventanas, uno de los problemas más típicos de los dueños de gatos. En ocasiones necesitamos abrirlas para poder ventilar y renovar el aire de las habitaciones, o bien para evitar que los olores fuertes se queden dentro de casa o bien por la llegada del calor y las altas temperaturas.

Pero… por muy grande que sea la tentación de tener las ventanas abiertas de par en par y por muy extendida que sea la fama de los gatos como buenos equilibristas, las personas que tenemos gatos debemos tener mucho, pero que mucho cuidado con las ventanas. 

Es sabido por todos que los gatos son curiosos por naturaleza. Muchas personas que tienen gatos en pisos permiten que sus mascotas paseen en libertad por los alfeizares de las ventanas, las barandillas de los balcones, polletes, tendederos o tejados. En los casos en que los gatos viven en casas algunas personas dejan la ventana abierta para que el gato pueda salir y volver a entrar.

¿Es peligroso dejar las ventanas abiertas a nuestro gato?

Sin ninguna duda es muy peligroso dejar una ventana abierta cuando tenemos un gato. Aunque veamos que los gatos son hábiles y delicados andando por los sitios más estrechos, no siempre es así, muchas veces se desorientan, pierden el equilibrio, calculan mal y pueden caerse. Si los gatos fueran tan hábiles ningún gato habría caído nunca por la ventana, y por desgracia eso no es así. Igualmente, si el gato tiene acceso a la calle, podría ser atropellado. Los peligros de dejar salir a nuestro gato son muchos y ponen en riesgo su vida. Veamos algunas de las consecuencias de dejar la ventana abierta sin supervisión:

Dejando que nuestro gato salga a la calle estamos poniendo su vida en riesgo cada vez que lo hace. Sin embargo, existen alternativas para abrir las ventanas sin que esto pueda suponer un riesgo para nuestro gato. Podemos optar por varias soluciones:

¿Qué hacer si nuestro gato se cae?

Una vez conozcamos la ubicación de nuestro gato es de vital importancia que lo llevemos al veterinario en el plazo más breve posible. Las lesiones de una caída pueden ser desde leves fracturas hasta impactos gravísimos de los órganos internos. No esperemos a que sea tarde para reaccionar. En caso de caída la visita al veterinario es urgente y absolutamente necesaria.

Salir de la versión móvil