¿Tu gato no ve cosas que están justo delante de él? Te explicamos por qué

Esta es la típica situación que muchos de nosotros tenemos en casa, pero tal vez nunca hemos comentado con nadie. A veces pensamos que nos ocurre solo a nosotros, que a nuestro gato le pasa algo, incluso algunas personas que tienen un solo gato piensan que tal vez es ciego o tiene problemas de visión pero

A pesar de que los gatos ven extremadamente bien en situaciones extremadamente extremas, no ven nada bien cuando algo está cerca de ellos.

 

 

“Mi gato no puede ver los premios que he dejado justo delante de él”… “Mi gato no ve los premios en mi palma de mi mano”

Tal  vez lo más curioso de todo esto es que siempre que tenemos ocasión de leer alguna información sobre la visión o el ojo del gato, normalmente podremos se hablará largo y tendido sobre la impresionante visión del gato, sobre sus posibilidades de ver en la oscuridad, sobre cómo sus pupilas se adaptan para recoger la luz manteniendo siempre una excelente percepción en diferentes profundidades de campo.

¿Pero qué pasa en las distancias cortas?

Nuestro gato tiene una buena visión, excelente para la caza, pero en las distancias muy muy cortas no le resulta nada fácil enfocar los pequeños detalles.

La visión del gato se caracteriza por ser mucho más refinada que la de otros mamíferos, especialmente en la oscuridad. Durante la noche, los gatos pueden ver entre 6 y 8 veces más que los humanos gracias a una membrana llamada tapetum lucidum que le permite una mayor absorción de la luz. Mientras que los gatos pueden aprovechar toda la luz en las condiciones más adversas, su pupila también puede contraerse verticalmente hasta convertiste en una estrechísima ranura cuando hay demasiada luz. 

Sin embargo es entre los 2 y 6 metros cuando la visión del gato es óptima. Una vez que la luz ambiental alcanza la pupila del ojo del gato, la luz es absorbida por el cristalino. El cristalino del gato es proporcionalmente mucho más grande que el del ojo humano, lo que hace que el gato perciba mucha más luz. Esto tiene un pequeño inconveniente: mientras que el pequeño cristalino humano puede cambiar de forma para adaptarse y enfocar adecuadamente cuando se produce un cambio de luz, el cristalino del gato apenas cambia su forma. Como resultado, los gatos tienen claras dificultades para enfocar objetos que estén muy cerca de ellos.

Por otra parte, los gatos tienen una visión periférica mucho más desarrollada que la visión central, por lo que, si bien es cierto que podrían ver algunos objetos ubicados cerca “con el rabillo del ojo” les resultaría más difícil hacerlo mirándolos frente a frente. Otro de los aspectos que afectan a la visión del gato y que no funciona de la misma manera en humanos (seguro que este ya lo habíais imaginado…) es el movimiento, de modo que para nuestro gato es más fácil percibir un objeto si este está en movimiento.

De modo que si tu gato no ve sus premios cuando los pones justo delante de él no te preocupes si se dan estas circunstancias: están demasiado cerca, justo en frente de ellos y completamente inmóviles ¡Por eso no los ve!…. De todas formas seguro que los huele y al final se las apaña para cazarlos, aunque sea más torpemente.

Si quieres comentar con nosotros lo que hace tu gato en circunstancias parecidas o confirmarnos que en tus gatos también se da esta curiosa circunstancia, no dudes en hacerlo en los comentarios.


Relacionado: Curiosidades, Salud, Videos de gatos Tags: , ,

Participa, deja un comentario

Enviar comentario

10 Comentarios en "¿Tu gato no ve cosas que están justo delante de él? Te explicamos por qué"

  1. Adriana Gomez dice:

    Cómo hago para que mi gato duerma en la cama de el. Yo puedo construir un árbol para el con materiales normales.

  2. Manel dice:

    Muy cierto. A veces me pasa que cuando le pongo la mano con las golosinas pasa de ellas hasta que las detecta con el olfato.

    Un truco que tengo, que reconoce enseguida, es cerrar la mano y acercarme a él frotando las golosinas, que al rascar hacen un leve ruido que detecta rápidamente, y viene a abrirme el puño con el hocico…

    Cortos de vista pero no de inteligencia…

  3. Kais Cristina dice:

    A mi me había pasado más de una vez y pensaba que era porque está viejito, pero parece que tenía una explicación jajajaja

  4. tabbycat dice:

    No siempre pasa, mis gatos sí detectan los premios. No me ha pasado nada como el vídeo, en fin no sé.

  5. Hola tabbycat, en el artículo se especifíca que esto le ocurre a algunos gatos y no a todos. Gracias por leernos y pararte a comentar! Un abrazo!

  6. eli dice:

    Es lo que pasa con el agua? Que la tocan con la pata antes de tomar??

  7. Belén dice:

    Muy buena información, ahora entiendo mejor lo que le pasa a mis gatos 🙂

  8. Domenica CA dice:

    jajajaja… interesante dato… ya me preocupaba por qué mi gato metía la pata en el envase del agua antes de beberla… especialmente despues de cambiarselo de uno negro a blanco que hace juego con el piso blanco de mi casa… :3 gracias!!!

  9. Xavier Leisker dice:

    Gracias!
    Mi gata es así, yo pensaba que estaba medio ciega o al menos que veía mal.
    La adopté hace 26 días, y (aunque siempre fue ágil, juguetona e inteligente) me la entregaron un poco mal nutrida, pequeñita.
    Vino de 2 meses y ya tiene casi 3, ha aumentado de peso, ha crecido un montón, está más ágil y cariñosa, pero no ve bien cuando le doy un premio, y a veces no me reconoce cunado entro al cuarto y se asusta.
    Hoy justo pensaba que quizá tubo un déficit alimenticio que repercutió en su visión, y comenzaba a preocuparme.
    Que alivio!

  10. Roger dice:

    He notado que cuando le doy sus premios justo delante del hocico ya ni se preocupan en poder verlo. Se ponen a olfatear, se entregan por completo al sentido del olfato dejando de lado la vista

© 2016 La Loca de los Gatos. Todos los derechos reservados. XHTML / CSS Valid.
Content Protected Using Blog Protector By: PcDrome.
Tienda para gatos