¿Puedes viajar a Europa con tu gatito?

Seguramente te habrás hecho esa pregunta en más de una ocasión a la hora de planificar tus próximas vacaciones, escapada o porque, simplemente, tienes que hacer un viaje express a cualquier país del continente. Cada día son más las aerolíneas, compañías de autobuses y trenes que permiten el desplazamiento de mascotas en sus trayectos. Y los hoteles o apartamentos que disponen de instalaciones personalizadas para ellos o permiten que compartan habitación con sus dueños.

 

viajar con gato

Los primeros pasos

Si tienes claro que tus intenciones son las de llevarte a tu gato en el próximo viaje, lo primero que debes hacer es echar un vistazo a la normativa europea que rige la entrada y salida de las mascotas en los países de la Unión Europea. En esta reglamentación se detalla, por ejemplo, que los gatos menores de tres meses no pueden salir de su país de origen puesto que aún no han podido recibir la vacuna antirrábica (imprescindible en estos casos). Sólo Portugal permite una excepción en este caso.

Además los gatos deben llevar consigo su Pasaporte Europeo de Animales de Compañía, firmado y sellado por un veterinario colegiado y donde deben constar todas las vacunas que han recibido a lo largo de su vida. Con respecto a las vacunas, la obligatoria es la rábica puesto que es altamente contagiosa y mortal. Por último, los gatos, deben llevar un microchip homologado, bajo su piel. Estas son algunas normas genéricas y de obligado cumplimiento para todos los países aunque luego cada uno de ellos puede regir una normativa concreta para permitir la entrada y salida de los gatos junto a sus acompañantes.

El viaje

Una vez que cumplas con los requisitos es la hora de hacer las reservas para el viaje. Ya sea en avión, tren o autobús, cada compañía cuenta con una normativa concreta. Lo primero que deberás hacer es avisar a tu agencia de viajes o compañía de transporte de tus intenciones de volar con tu gato. De esta manera no te llevarás sorpresas del estilo de quedarte sin plaza porque el cupo de mascotas en el vuelo (en cabina o bodega), ya se ha completado. Una vez hecho eso, manos a la obra estudiando perfectamente las reglas de cada compañía. Por ejemplo Iberia, junto al pasaporte y la vacunación, para poder viajar en cabina el peso máximo del gato será de ocho kilos incluyendo su transportín y tanto su peso como talla deberán permanecer dentro de los límites establecidos. De hecho el habitáculo donde viajen no pueden superar las dimensiones de 45x35x25cm además de ser ventilado. Iberia no permite el desplazamiento al Reino Unido e Irlanda de mascotas por lo que tendrás que buscar otra compañía. En el caso de Air Europa, solo pueden viajar en cabina si los gatos no superan los seis kilos de peso y dentro de los habitáculos reglamentarios.

Si hablamos de compañías ferroviarias, en el caso de Renfe, por ejemplo, los gatos pueden viajar sin problemas pero siempre y cuando no se oponga el resto de clientes. También deben portar toda la documentación y su peso máximo será de 10 kilos. Solo se permite un gato por viajero dentro de su transportín reglamentario o contenedor seguro y perfectamente ventilado y que no podrán superar las dimensiones de 60x35x35cm. En este caso, su transporte es gratuito cuando el viajero tenga un billete Preferente sentado, Club, cama Preferente o Gran Clase y Butaca Gran Confort. Si ese no es tu caso, deberás pagar un 25% del billete de asiento Turista.

En el caso de las compañías de autobuses, en Alsa se establece un precio del 50% del coste del billete para poder viajar con tu gato. No podrán ir en la cabina de transporte porque la ley prohíbe esta posibilidad por lo que nuestro gato viajará en la bodega en el interior de sus jaulas o cestas reglamentarias. Tanto su acomodamiento como la recogida serán hechas por el propio viajero bajo la supervisión del chófer del autobús. Debes percatarte que tu billete no es de los denominados bus&fly porque entonces no podrás desplazarte con tu gato. Como en el resto de compañías sólo se permite un gato por pasajero.

Una vez que tengas claro cómo vas a desplazarte es la hora de cerrar el viaje y buscar un buen alojamiento en cualquiera de los países europeos más amantes de los felinos donde la experiencia terminará siendo excelente.

Dónde viajar con tu gato

Si quieres pasar unas vacaciones diferentes por Europa, Viena es un buen lugar para llevar a tu gato. Entre otras razones porque, por fin, encontrarás la primera cafetería cat-friendly, Café Neko, y que es una franquicia del restaurante que hace unos años abrió en Taiwan convirtiéndose en todo un éxito. En Cerdeña tu gato podrá hacer buenos y nuevos amigos. De hecho posee una colonia felina que es Patrimonio Histórico de la Humanidad por la UNESCO, el Pallosu. Una de las colonias gatunas más antiguas de Italia. También en Roma existe una pasión extraordinaria por los gatos por lo que allí se sentirá como en casa y será muy bien acogido. Tanto en las instalaciones donde te alojes como cuando pasees por las preciosas calles de la ciudad.

Amsterdam o Estambul también son buenos lugares para viajar con ellos. Ciudades cosmopolitas y modernas donde tu animal de compañía encajará perfectamente en la sociedad y donde, también, podrán sacarse espectaculares fotografías para mostrarlas a sus amigos de aventuras felinas al regreso.


Productos de nuestra tienda
Relacionado: Alimentación Tags: 

Participa, deja un comentario

Enviar comentario

2 Comentarios en "¿Puedes viajar a Europa con tu gatito?"

  1. Noemí Paz dice:

    Hola muchas gracias por toda la información que dan, esta página es para mi,y me gustaría saber si es que se puede,que puedo hacer si quiero viajar a Israel con mi gato, me interesa saberlo y muchas gracias nuevamente.

  2. Lídia dice:

    Yo creo que también es muy importante conocer la normativa de la aerolínea de cómo se trata a los animales que viajan con ellos, en la mayoría se les trata como “equipaje”, y ha habido bastantes casos en los que los “bultos” peludos han muerto o han desaparecido, o se han puesto muy enfermos, puesto que no se les da ni agua ni comida durante todo el viaje, dure las horas que dure… y tampoco se regula la temperatura de la zona donde estan las maletas pudiendo hacer muchísimo frío o muchísimo calor… Creo que es algo importantísimo comprobar estos datos antes de embarcarnos en cualquier viaje con nuestra mascota…

© 2016 La Loca de los Gatos. Todos los derechos reservados. XHTML / CSS Valid.
Content Protected Using Blog Protector By: PcDrome.
Tienda para gatos