¿Pueden convivir gatos y perros sin problemas?

A muchos de nosotros nos encantan los gatos ¡Y  también los perros! Pero ¿Pueden convivir bajo un mismo techo? No sólo se puede sino que la convivencia puede ser maravillosa, si sigues nuestras recomendaciones.

El tópico que existe sobre que perros y gatos no se llevan bien y no pueden convivir, es eso, un tópico, salvo raras excepciones. Está demostrado que tanto un gato como un perro, pueden vivir juntos y armoniosamente, solo hay que marcar ciertas pautas y tener paciencia para criarlos en un entorno apacible y amigable. Por supuesto esto no significa que todos los perros y gatos, pese al esfuerzo, se lleven bien.

Si no se consigue una perfecta convivencia es más por el propio carácter de los animales que porque sean de distinta especie, ya que existen animales que no pueden vivir ni tan siquiera con los de su misma especie. Por el contrario hay perros y gatos que han sido amamantados conjuntamente por un mismo animal, han sido hermanos de leche y se han llevado de maravilla pese a tener comportamientos y costumbres distintas.

La convivencia entre perros y gatos puede resultar armoniosa

Hay que tener claro los comportamientos de los gatos y los perros y sus características, conociéndolas, se les ayudará mejor a su adaptación.

Los felinos son muy independientes, necesitan su espacio y no aceptan muchos mimos y caricias. Cuando el gato quiera un acercamiento ya se aproximará él. Tampoco necesita pasear ni ejercitar continuamente, no hay que obligarle ni levantarle si está tumbado y con un pequeño espacio para comer y otro para hacer sus necesidades, está satisfecho, no estaría de más tener algún objeto para que se afile las uñas y hay que contárselas a menudo. Siguiendo estos parámetros el gato puede convivir con quien sea, otro gato, un loro, un perro o una persona.

El perro por el contrario necesita pasear y ejercitar, unos más que otros, dependiendo de la raza, se recomienda al menos tres veces al día. Hay que enseñarle a defecar y orinar en la calle o en un parque y siempre en el mismo lugar y a las mismas horas.

Una vez teniendo claro los comportamientos de estos animales, hay que dedicar tiempo a su adaptación y la aceptación del uno al otro, ya que ellos, también son  conscientes de las diferencias existentes.

Lo mejor sería que los animales se criasen juntos o bien que fuesen muy jóvenes  pues su carácter y costumbres todavía no están del todo asentados y resulta más fácil hacerles convivir juntos como algo natural. Si existe un rechazo, lo normal será que provenga del animal que ya estaba ubicado en la familia y no quiere ceder su espacio a una nueva mascota sea de la especie que sea,  todavía resultará más difícil si el animal es viejo. Al animal veterano hay que hacerle patente que se le sigue queriendo y que el recién llegado será su nuevo compañero de juegos, así no existirá rivalidad. Hay que dejarles juntos, bajo vigilancia pero sin forzar en exceso la situación. Siempre hay que tener en cuenta el tema de la territorialidad, por eso es muy conveniente que cada cual tenga su espacio bien definido y solo juntarles en lugares comunes y jugar con ellos. Pasado un tiempo, si son animales sociables, ellos mismos se buscarán e incluso compartirán espacio. Lo ideal sería que fuesen de distinto sexo.

Hago hincapié en el tema del espacio individual porque así se evitarán peleas entre ellos por la comida, juguetes u otros enseres, así como por el acercamiento de una persona hacia uno de los dos animales para reclamar caricias. Si se observan excesivos gruñidos o que se enseñan los colmillos, está claro que algo se hace mal. Es el momento de recapacitar y volver a empezar. La paciencia es fundamental en estos casos por parte de los dueños de las mascotas. Hay que evitar los celos, a la hora de mostrar cariño se deben repartir las caricias a los dos animales por igual.

Siguiendo estas pautas se conseguirá una estupenda relación entre los animales, se harán amigos incondicionales, sobre todo si son de diferente sexo ya que de esta manera se descarta el tema de la territorialidad y si todo va bien, compartirán cama, comida, juegos y mimos.

Mi experiencia personal:

Yo tengo un perro que llegó a casa cuando tenía 3 gatos y la experiencia ha sido una de las mejores que hemos tenido. Al contrario de lo que indican todos los tópicos no se criaron juntos. Mi perro llegó a casa con 9 meses, con una altura hasta mi cintura y pesando 21 kilos. En casa tenía ya un gato de 17 años, una gata de 5 y otra de 3. La adaptación fue maravillosa. Lo único que procuré fue que el perro hubiera convivido con gatos y no se tirara a por ellos. Habilité un espacio para el perro y respeté el tiempo que necesitaban mis gatos para salir de su escondite. Supervisé las presentaciones. En menos de un par de días dormía siempre junto a mi gato anciano y no quitaba ojo cuando alguien se acercaba a él (mi perro supo desde el primer día que estaba enfermo) y poco a poso se convirtió en el compañero de juegos preferido por mi gata pequeña ¡Todo un ejemplo de convivencia!

¿Y tu? ¿Tienes gatos y perros? ¡Cuéntanos tu experiencia!

vía Esencialmujer.


Relacionado: Artículos, Comportamiento felino, Consejos y Tips, Convivencia, Pendientes, Problemas comunes Tags: , , , , , , , ,

Participa, deja un comentario

Enviar comentario

46 Comentarios en "¿Pueden convivir gatos y perros sin problemas?"

  1. Josy dice:

    Yo tengo un perro que ya casi va a cumplir 7 años. Cuando el llego a casa a la edad de 1 mes y medio también llego una pequeña gatita de un mes, al principio la gatita le tenia miedo, pero luego comenzaron a llevarse muy bien, dormían juntos, comían juntos, jugaban juntos, en fin los dos se volvieron inseparables siempre estaban cerca el uno del otro, tanto fue así que mi perro adopto algunas costumbres de gato, como por ejemplo lavarse como un gato lo hace (Es decir se lame la pata y se la pasa x su carita xD) después de comer. Pero después de mas o menos dos años la gatita se perdió u.u, la buscamos durante días y no volvió a aparecer, mi perrito estaba muy triste asi que le traje otro gato como compañero de juegos, pero no se acercaba al gatito de dos meses, tiene miedo cuando son muy pequeños cuando son mas grandes ia comienza a jugar con ellos 🙂
    Despues de un año el gatito fallecio u.u … A mi gato le gustaba pasearse por ahi, no le gustaba estar todo el dia en casa, se desesperaba y parece que en otro lugar le dieron algo en mal estado u.u
    Mi familia y yo lloramos muxo por el gatito, nos habiamos acostumbrado muxo con el, era bastante cariñoso y le gustaba mordernos el cuello xD
    Ya despues de mas o menos tres años y medio he vuelto a traer un gatito, tiene dos meses y ha sido bien aceptado por mi familia, al principio no queriamos otro gatito porque no hemos tenido suerte con los dos anteriores, pero Sashimi (Asi le puse al gatito) me enamoro le primer dia que lo vi, asi que decidi adoptarlo, Scott (Asi se llama mi perro) los primeros dias no se le acercaba muxo aunque Sashimi si. Scott es un poco celoso así que procuro no hacerle muxas caricias a Sashimi cuando el esta presente y le hago mimos a Scott como lo hago normalmente, no se pelean, pero el único problema que tengo es que mi perro se come la comida de mi gato u.u
    Mi perro como sus croquetas, pero también se come las de mi gatito imagino que es porque esta celoso, así que tengo que darle exacto las croquetas que va a comer mi gatito, espero que con el tiempo a Scott se le pase la manía de comer las croquetas de Sashimi.
    Los dos son los grandes amores de mi vida, me gusta mimarlos muxo, son unos verdaderos engreídos en mi casa n.n

  2. melissa dice:

    hola tengo una gata de un año y mi hermano trajo a vivir con nosotros una perra de once meses el problema no es ella, sino, mi gata es muy agresiva hasta con las personas excepto con migo; hace poco la esterilice y me dijeron que eso le bajaba la agresividad y en realidad si pero solo con las personas por que volvio a atacar a la perra y de una manera terrible la mordio y la araño muy fuerte y la perrita, a pesar de todo la perra si es muy calmada pero me da mucho miedo por que en cuaquier momento tambien puede cansarse de la actitud de la gata y como es 10 veces mas grande puede matar o herir a mi gatica.. AYUDENME POR FAVOR.

  3. Hola Melissa,

    Lo primero que debes hacer en una situación así es tener paciencia. Como sabes, los gatos son muy susceptibles a cualquier cambio y también son muy territoriales. Una vez que habéis tomado la decisión de iniciar la convivencia es normal que haya enfrentamientos. Los animales, aunque estén en casa con nosotros, conviven en manada y cada uno tiene que marcar su posición.

    Prueba las pautas que te indicamos, preséntalos correctamente, pero sobre todo intenta que tu gata esté lo más tranquila posible. Busca un hueco confortable y retirado para ella de modo que se sienta segura de que ahí no podrá ser atacada, pasa más tiempo con ella, comprobando que no ataque a la perra. Por supuesto si la pillas debes separarla inmediatamente (ten mucho cuidado, algunos gatos dañan los ojos del perro al arañarlos). Pon su comida en un sitio donde no sea posible que la perra se la quite y peina a tu gata a diario para que se relaje.

    Eso son pequeñas pautas que puedes tomar casi de inmediato. Para que haya una convivencia y un respeto en el futuro debes proteger a tu gato y que él lo vea. Voy a intentar explicarte cómo lo hice yo cuando traje a casa a mi perro, pero si puedes disponer de los servicios de un adiestrador sería lo ideal.

    En mi caso, tenía 3 gatos adultos (un macho y dos hembras) cuando traje a mi perro a casa. Lo primero que hice fue llamar a un adiestrador canino para que me ayudara, ya que nunca antes había tenido perro y para mi era importante tener unas pautas para comunicarme con él. El perro es un galgo español, no se si conoces la raza, pero es bastante grande… Lo que la adiestradora hizo fue ir a mi casa, comprobar donde tenía colocadas la comida de los gatos. Como tenía los recipientes de comida de gato en la cocina, acordamos dejarlos en la encimera, en una parte suficientemente alta y profunda para que el perro no llegara. Lo siguiente fue prohibir la entrada del perro a la cocina. Así evitas que ande robando comida, pidiendo, sacudiéndose cerca de los alimentos y proporcionas a los gatos tranquilidad. Lo hicimos corrrigiendo al perro cada vez que intentaba entrar y premiando cuando se quedaba fuera.

    También trabajamos el tema de los enfrentamientos. Cada vez que mi gata mayor y mi perro se cruzaban había una batalla campal, mi gata se bufaba y se tiraba a por el perro. La adiestradora me enseñó que debía estar con mis gatos porque están en desventaja. Lo que hicimos fue que cada vez que se cruzaban yo me ponía como de pared entre ambos. Cuando el perro oía al gato e iba a olerlo, cogerlo o jugar con él… con el consiguiente pánico de mi gato, yo me ponía en medio y mostrando a ambos protección de mi gato para poder entrar en la cocina, bajar al arenero, etc…

    A mi me sirvió mucho, de hecho los gatos poco a poco fueron buscándolo y se dieron cuenta de que es muy noble. Pero siempre en los primeros momentos la decisión de mi adiestradora fue “proteger” o mostrar protección al gato, que está en desventaja. Además para el perro es mucho más fácil comprender que algo no se puede hacer o no se puede tocar….

    Como siempre digo, no soy veterinaria ni etóloga, solo una persona a la que le interesan los gatos. Si compartiendo mis experiencias ayudo a alguien pues mejor, pero si puedes permitírtelo lo mejor es que busques un adiestrador canino o un etólogo porque te va a ayudar mucho ya que conocerá en persona a tus pequeños, conocerá el sitio y la situación y también te va ayudar a comprender el comportamiento de tus mascotas.

    Un abrazo muy fuerte, Melissa y mil gracias por compartirlo con todos!!

  4. Mariana dice:

    Hola! Les hablo por una consulta, en mi casa tenemos tres gatos, uno de 11 años, otro de 7 y otra de 1 año y queremos traer una perrita de un mes a casa. El problema que se me presento al leer los comentarios y los consejos es que mis gatos comen en el lavadero, que es el único lugar al resguardo donde podriamos poner la cucha de la perrita por venir, y por lo tanto estaría invadiendo el espacio de mis gatos. Que puedo hacer? Pueden comer juntos aunque la cucha de la perra la ponga en otro lado?
    Desde ya, muchas gracias

  5. Aldo dice:

    Hace mas de 3 meses tengo una gata que vino de otra parte a mi casa, todo iba bien, le deje que tenga su camada de gatitos, por cierto muy lindos todos, hace unas semanas mi mama trajo unos perritos muy lindos labradores, le problema que la gata es demasiado territorial tanto que ya varias veces le ha pegado a los perritos, y no creo que pueda ya tenerla mas pues l os perritos esta muy estresados con ella, ah pero con los gatitos es diferente todo tienen un mes son muy lindos juguetones , quisiera a los 3 gatitos criarlos juntos con mis perritos pero quisiera regalar a alguien mi gata porque es demasiado territorial, eh pensado esterelizarla y Regalarla alguien, quisiera conocer alguien que quiera a los gatos y la cuide muy bien porque la quiero un monton, soy de Lima Peru

  6. angela dice:

    Tengo dos yorshire y desde hace un mes un siames y es todo un desastre, el perro se acerca a el y se tira al suelo para jugar pero ssi el gato se acerca demasiado le gruñe y se ha vuelto ansioso con la comida. La perra pasa del gato y siempre consigue robarle la comida por el mero hecho de quitarsela cuando tiene su plato lleno.. estoy desesperada! Les reñi, los castigue y guarde la comida del gato en mi cuarto y se pasan El Dia esperando un descuido por mi parte para robarsela… accion en la que ya participa hasta el perro

  7. Hola Ángela,

    Por suerte para ti los Yorkshire son una raza bastante pequeña y los gatos unos saltadores olímpicos. Te recomiendo que dejes la comida del gato en un lugar bastante alto, donde el gato pueda subir a comer tranquilo y los perros no lleguen. El gato necesita tener su comida todo el día a su disposición para él comer cuando quiera. También es importante que el gato tenga lugares donde subirse y “escapar” de los perros porque se sentirá más seguro y confiado. Es importante que mantengas una actitud de calma y seas firme. A los perros es fácil enseñarles , pero siempre mejor con premios y actitud positiva y una gran sonrisa que con riñas y castigos.

    Si puedes poner la comida en alto ya te estarás ahorrando un problema y todo será más facil para vosotros.

    Un abrazo muy fuerte!

  8. sharay dice:

    Hola tengo un perro en casa grande va hacer dos años y es muy docil y muy bueno.Queria traer un persa a casa para que no este tan solo porque trabajo muchas horas y siempre que me voy llora.Queria saber si se podran llevarse bien?

  9. Diana dice:

    Hola, tengo dos gatitas, una de casi 3 años y otra de casi 2, entre ellas se llevan bien, mas o menos se soportan, pero todo por parte de la mayor, que tiene un caracter bastante agrio y no le gusta que se le acerque nadie. La mayor soporta que la pequeña ande por ahi, pero si no le gusta, rapidamente va a llamarle la atencion. El problema salio en el dia que trajimos a casa a un cachorro macho de Yorkshire. La gata pequeña lo olió, lo miro, y acto seguido se puso detras de la gata mayor esperando a ver que hacia ella. Como la mayor es tan agria y arisca, no soporta que el perro se le acerce, ni olerle ni nada. Probé a cambiarles las mantitas para que fueran oliendo al cachorro y que el cachorro las oliese, a ponerlas tras una puerta para que se olieran, a través de un cristal, y nada… La gata mayor no deja de bufarle y a través del cristal le da con la pata. Lo malo, es que la gata pequeña siempre espera a la mayor a ver que hace ella, y la verdad es que es una situacion un poco desesperante, porque tengo que andar por toda la casa encerrando a uno y dejandole paso a las otras… Y ya no se que mas hacer… La verdad que llevan solo juntos una semana, pero cuando trajimos a la gata pequeña, la mayor tardo bastante en aceptarla, pero ahora parece que el perro no le gusta nada de nada, y ya no se que mas hacer….

  10. Hola Diana,

    Una semana es bastante poco tiempo. Además aún estás en pleno proceso de adaptación. Piensa que los gatos son muy territoriales y si se dice eso no es solo porque la teoría diga que son así sino porque tienen reacciones claras de territorialidad como son bufar, atacar, maullar… todo lo que haga falta para marcar su territorio. Con los perros suele pasar eso, que al gato no le hace ni pizca de gracia, sobre todo si son razas más nerviosas y nuestro gato ya es mayor.

    Hay muchas formas de afrontar esta situación y va a depender siempre de cada caso porque cada casa es de una forma y cada gato un mundo, pero te doy algunas ideas para que puedas seguir leyendo, informándote, probarlas en casa o consultando por aquí.

    A mi me pasó algo parecido. Mientras dos de mis gatos aceptaron a mi perro casi inmediatamente, una de ellas no podía soportarlo. Llamé a un etólogo que conozco y lo que hicimos fue marcar nosotras un territorio seguro para el gato. Al perro es más fácil enseñarlo, por lo que le enseñamos que nada de entrar en la cocina, nada de coger las cosas del gato y nada de acercarse en actitud que pudiera asustar al gato. Eso incluye proporcionar al gato vías libres (si no está en su lugar seguro y se abre una puerta tiene posibilidad de ir andando por un lugar más alto que el perro). Incluye poner la comida en alto para que solo los gatos puedan tener acceso a ella y no interfiera en la convicencia e incluye algunos gestos que mi etóloga me aconsejó hacer (esto ya varía en función de cada profesional). Algunos de ellos era tumbar al perro (mi perro es muy grande) al estar en presencia del gato (solo le decía tumba, no hay forcejeo ni nada, para que la gata estuviera confiada y vea que es obediente y sumiso y la respeta, por decirlo en lenguaje cotidiano :D) mientras la gata tenía acceso a zonas altas y podía conocerlo desde la seguridad y la distancia. También trabajamos en el sentido de que si se cruzaban por la casa con amagos de ataque yo haría de pared, poniendo una postura claramente defensiva (ocupando mucho espacio) protegiendo a la gata (sin regañar ni nada, solo mostrar protección y calma) porque en mi caso había una clara desventaja hacia la gata por cuestión de tamaño.

    Por supuesto lo primero ha sido siempre sacar al perro, dar paseos largos, que los primeros días estuviera muy tranquilo, que no estuviera excitado por las cosas y las personas y aprovechar los momentos en que el perro estaba más cansado para dejar la puerta abierta, el gato percibe perfectamente su energía y se acercaba mientras dormía. Por supuesto nada de comida en el sitio del perro ni juguetes ni nada que pueda hacer que ataque al gato para defenderlos. La comida y el comedero los sacaba solo a la hora de comer y en zona neutra y los juguetes los sacaba para jugar y luego guardados. La cama del perro en una zona que no sea de paso sino que deje bastante espacio libre y no interfiera en el camino de acceso a ningún sitio…

    Como ves sí o sí hay que pasar por esto. Lo importante es que vigiles y estés tranquila, que el gato siempre tenga una vía de salida y a ser posible sus cosas estén en alto y en zonas que no sean accesibles al perro (imagínate, si se ve en peligro al usar su caja de arena, pues dejará de usarla, y así con todo) y, como yo, si necesitas un profesional no dudes en contratarlo, te aconsejarán con técnicas adecuadas que pueden ser estas u otras como flores de bach, feromonaterapia, etc etc. Hay un mundo de posibilidades para que se puedan llevar bien.

    Espero que esto te aclare un poco, al menos tienes ya varias ideas por donde empezar. Un abrazo y mucha suerte! =^^=

  11. María José dice:

    Hola:
    Me gustaría comentaros mi caso, porque es un problema.
    tengo a mi gato desde hace seis años y hace poco adoptamos a un perro de un año y 2 meses, el problema es que al llevar a casa al perro el gato estaba fuera de ella, pq nos habiamos ido de vacaciones y estaba en casa de unos familiares, antes de ir a por nustro gato, nos dimos cuenta que el perro era agresivo con los gatos de la calle, pero no pensabamos que se iba a poner muy burro con el nuestro ( ya que pensabamos que el problema era con los callejeros pq lo encontramos abandonado en una huerta y suponiamos que se habia peleado con algún gato callejero allí).
    Cuando traje a mi gato, ese día el perro durmió en casa de unos amigos y al día siguiente lo trajimos, por seguridad comptamos un bozal y dijimos que dormiria en una cesta.
    El caso es que cada vez que ve al gato, el perro se abalanza sobre el y ladra mucho y me da la sensacion que va con rabia y quiere morderlo o algo peor. Intentamos controlarle en esa fase de abalanzamiento pegandole cachetadas en el culo ( suena muy duro, pero es que sino no para) pero es insistente, el gato se mantiene alejado y en alto, pero al mínimo sonido del cascabel,gruñido o bufido el perro se pone tenso y no para de buscarle.
    El gato no le ataca nunca, y no sabemos que hacer, mi pareja se esta frustrando, desanimando y la verdad es que yo tambien un poco, no pueden estar en la misma habitación y en la casa el perro va atado siempre, pero me parece horrible pero es que sino busca al gato y le ataca.
    Me podría decir que puedo hacer, me gustaría que por lo menos se toleraran y que el perro por lo menos lo ignorara. Ya la verdad es que he perdido la esperanza de que se lleven bien.

    Espero su respuesta con ansia

    María José Naranjo.

  12. Hola María José,

    Como he contado en comentarios anteriores yo también tengo un perro que llegó a casa después de los gatos. Cuando uno toma la decisión de traer un perro a casa y ya tenemos gatos es antes de encariñarnos cuando tenemos que “probar” si el perro es reactivo con gatos o no. Lo ideal habría sido hacer todas las comprobaciones antes de decidir traer al perro porque la cosa puede complicarse mucho llegados a este punto… Está claro que mirar atrás no nos sirve de nada así que vamos a pensar en qué podemos hacer para solucionar el asunto.

    En primer lugar, tal y como están las cosas si no están bien juntos no podrán estar juntos porque la convivencia y el estrés pueden ser un caos. No hay un truco o una pauta infalible para que el perro deje de atacar a los gatos, por eso os recomiendo que contactéis con un adiestrador canino (o un loco de los perros) para ver qué puede hacer en vuestro caso en concreto.

    Así, de partida, por mi parte os recomendaría que le quitarais el cascabel al gato para que pueda cumplir unas de sus funciones como gato tan importante como es poder huir sigilosamente (como tu bien dices ahora mismo el cascabel es como un reclamo que excita al perro). En el comentario anterior doy otras pautas que os pueden ayudar a ver un poquito la luz, pero de verdad que os recomiendo que consultéis con un buen adiestrador canino porque si alguien os puede ayudar a sacar esa nobleza que tienen los perros es un buen experto. No se desde qué ciudad me escribes pero por ejemplo estos profesionales trabajan de maravilla, a mi me ayudaron un montón, para un problemilla diferente http://www.grupoyaakun.com/.

    Por otra parte te dejo algunos de los consejos que he comentado ya antes pero que no debemos perder de vista:

    – Quitar el cascabel al gato para que pueda ser un felino poderoso que se oculta y desaparece sigilosamente
    – Sacar a nuestro perro mucho, darle juego, paseo suficiente para que no tenga ninguna necesidad extra que satisfacer en casa, vamos, asegurarnos de que esté cansado y bien desfogado.
    – Quitar comida y comederos del perro de las zonas comunes y sacarlos solo a la hora de la comida. Igual con los juguetes, tratar de que el perro no se haga un territorio.
    – Actuar con firmeza y calma en lugar de nerviosismo y confusión… si hay alguna posibilidad de que tu perro pueda convivir pacíficamente con el gato lo mejor es ponerlo en manos de un profesional para no ir dando palos de ciego y andar cada día más estresados en casa.

    Muchos profesionales trabajan con refuerzo positivo, rebajando la hostilidad en el momento de tensión optando por disuadir a nuestro perro, con exposición controlada a otros animales ya sean otros perros o gatos (animales de terapia para otros animales), con flores de bach, técnicas que os ayudarán a valorar la situación y llegado el momento confiar en vuestro perro, si se presta a un cambio y si no también os lo van a decir … hay infinidad de posibilidades pero lo ideal es ver el caso en concreto. Echad un vistazo a los comentarios anteriores y sobre todas estas ideas podéis continuar leyendo e informandoos.

    Se que estáis pasando por un mal momento pero cuando yo creía que mi perro era agresivo con otros perros no hacía más que tirar de la correa y regañarle. La solución resultó ser justo lo contrario, pero para ello fue necesario que lo vieran en persona y en nuestra vida cotidiana.

    Un abrazo y ánimo!

  13. Daniel dice:

    Hola, tengo una consulta, tengo dos shitzu, la hembra de 7 años mama del macho de 5 años, quiero traer un gatito que no tiene mas de 5 meses a mi departamento, es callejero, pero tengo la intriga de que mis perros no lo toleren, y que el gato a la larga les haga daño, como hago para que mis perros se acoplen al gato que de por si esta pequeño y creo que puede haber esperanzas sin alguna catástrofe mayor, agradeceria mucho su ayuda.

  14. Lourdes dice:

    Hola buenos días, hace poco adopte una gatita de aprox 5, 6 meses, al segundo día de que estaba en casa quise presentársela a mi perro pero fue imposible, mi gata se puso mailisima y me asuste asi que los separe a ella la deje acostada en mi cama y mi perro estaba afuera, no se como hacer para que se entiendan, me da terror dejarlos y que se me escape ella o se peleen.
    Muchas gracias!

  15. noelia dice:

    Hola.
    Mi caso es que tenemos un coker de 22 meses es muy noble un poquito nervioso como coker quue es pero con mis hijos y con nosotros es muy buenon, y hace una semana hemos adoptado un gatito de dos meses y medio mas menos el gatito es de una camada que iban a sacrificar y una amiga los salvo de 6 sobrevivieron 3, y concretamente el nuestro estuvo mas alla que aca, la cosa es que cuando los juntamos es el gato el arisco el que se tira a por el perro, el perro el pobre ni lo ladra se va, aunque se esta empezando a obsesionar con el y solo quiere entrar en donde esta el gato, ya por dos veces como que el perro se a enfadado con el gato y le a tirao dos bocaos y me esta dando miedo porque el gatito tiene un bocao es mu chiquitin, es mas chico de lo habitual.
    Te agradezco tu opinión gracias un saludo.

  16. Hola Noelia,

    Te comento, a mi me pasó que traje a casa un perro grande (un galgo español, hay varias fotos de él en la página) y una de mis gatas no reaccionaba bien. Cuanto más huía más curiosidad le daba al perro. Así que hablé con adiestrador de perros y lo que hicimos fue quedar una tarde en casa y darme unas pautas para que yo las hiciera. Básicamente consistía en no dejar que el perro entre en la cocina (esto lo hemos hecho siempre) pero ahora más porque es donde las gatas tienen su comida (está en alto donde él no llega). Con gestos (abriendo los brazos y las piernas) ponerme entre el perro y el gato indicándole al perro que no, que eso no es un juguete. Vamos, mostrar protección hacia el gato que es el que está en desventaja. Los perros son muy listos y el mío lo pilló todo muy rapidito. También tienes que procurar que el perro tenga suficientes ejercicios y juegos porque si no se va a ir a buscar al gato, es mejor que al menos mientras tu gato alcance un tamaño y agilidad adecuados tu perro tenga suficientes distracciones y ejercicios. De todas formas mi consejo siempre es que hables con un profesional que vea tu caso en concreto porque hay bastantes factores que influyen y él podrá ver tu caso personalizado para que podáis convivir con tranquilidad y disfrutar al máximo de tus compañeros. Un abrazo!

  17. noelia dice:

    Muchisimas gracias por tu atencion
    Un saludo 😉

  18. Silvia Torres dice:

    Tengo una perra de 11 años, Maffy.., a los 10 conoció a Atila un gato de 1 año.. no son los grandes amigos pero el a veces se le acerca y la trata como un juguete..ella le tiene paciencia y no gusta estar muy cerca pero comparten la casa y miran juntos la tele. no hay celos y todo anda bien 🙂

  19. sheila dice:

    Hola!!!
    Yo tengo un perro de 8 meses muy jugueton y cariñoso pero se quedaba solo muchas veces y nos destrozaba la casa asi k hace un mes encontramos un gatito callejero y lo adoptamos este tan solo tiene 3 meses. Al principio creimos kno lo conseguiriamos porque el gato se encerro detras de la lavadora y le bufaba al perro… pero con paciencia lo hemos conseguido el perro ya no nos destroza la casa y se llevan genial. Cada uno tiene su espacio, el gato tiene una mesa (por el tema de altura) donde tiene su comida y bebida y poco a poco lo van respetando. Es el mayor acierto que hemos tenido. Espero que os anime mi historia y recojamos entre todos a los gatos callejeros que lo esten pasando mal. Muchas gracias.

  20. Fernanda dice:

    Hola! Tengo 2 días que adopte aúna gatita de dos meses, en la casa vive Bruno, un perrito criollo de 5 meses. Por el momento la gatita no día que se le acerque y le gruñe sin sacar los dientes, poco a poco deja q se le acerque más pero sigue sin hacerlo, además de que no quiere comer la gatita.

    Mi perro la acepta bien pero quiere jugar con ella y ella se asusta porque el es muy brusco. A Bruno le gusta cazar grillos y me da miedo que lastime a la gatita. Bruno es un perrito con cruza de pinscher.

    Gracias 😀

  21. Giuliana dice:

    Hola, yo tengo un problemita…..
    Tengo un perro de 4 años, sin castrar y es caniche toy. Hace dos semanas trajimos a dos gatitas de 2 meses…
    Intento que se vean, el perro en mi jardín y las gatas en mi casa, atravez de las ventanas, las bebés a upa y el perro las observa desde afuera…
    Lo que pasa es que mi perro se pone loco y mueve la cola, como si estuviera por comérselas.. Cada vez que se ven sucede lo mismo, el perro empieza a ladrar y las gatas lo observan.. Pero mi perro se pone muy nervioso, no se cómo adaptarlos… AYUDA!!!

  22. laura dice:

    Holaa estoi muy preocupadaa porq m vine a vivir a otro pueblo y m encontre un gatiko bebe y es muy bueno y cariñoso le e tomao mucho cariño pero ahora tngo k volver ami pueblo y ay esta mi perra k es mayor y un poko ariska y yo kiero tenerlos a los dos m da muxisima pena dejar al gatito

  23. Laura dice:

    Hola! ya se que este post es desde hace tiempo, pero he encontrado la página y estoy un poco desesperada. En mi casa tenemos un perro, un yorkshire, adorable, tiene cuatro años y es buenísimo, pero en mi urbanización han nacido gatitos y aunque me resistí mucho, no he podido evitar bajar a por el que quedaba. Tiene 2 meses y es gata. Mi perro está encantado con ella, la busca, quiere jugar, le tira su pelota, en fin que se acerca mucho a ella, pero la gata es muy fiera, es cierto que llevamos solo 4 días con ella, no gruñe a mi y a mi familia, pero ya se va adaptando, pero es ver a mi perro y es que le bufa, sale corriendo, se esconde e incluso le ha dado con la pata, no muy fuerte, pero nos da miedo que le haga daño. Yo estoy enamoradísima de ella, además es que cuando quiere es un amor. Le hemos ido acercando poco a poco, pero es muy complicado. Espero que se solucione y se lleven bien! ¿cómo lo consigo? Gracias! =)

  24. Nadia dice:

    Apenas hoy traje a mi perro a casa, antes me lo cuidaba mi abuela, duro un año y medio con ella y convivía con más perros y gatos, antes de traer al perro conmigo y mi esposo Lola una gata de 6 meses ha vivido con nosotros desde hace casi 2 meses, hoy no recibió del todo bien al perro… Tengo un poco de temor pero tu experiencia hace que tenga más esperanza, el perro es bueno y nervioso, le tiene miedo a la gata y ella por lo pronto se la ha pasado vigilante, ya veremos cómo nos va. Saludos

  25. raya dice:

    Hola! Lo que pasa es que tengo una gata hace ya tres años, y hace poco mi hermano quizo adoptar un perro que había tenido un accidente en.donde había perdido una pata, ep problema es que mi gata es demasiado territorial y siempre intenta atacarlo; no sabemos como sería la mejor manera de presentarlos y que tengan una buena convivencia. Podrías ayudarme consejos con mi gata. Muchas gracias! 😀

  26. Inez dice:

    Loca, necesito tu consejo!: tengo una gata adulta (13 años) castrada con la que vivimos en un departamento. A principios de este año rescatamos a dos cachorritas de la calle y las hicimos esterilizar, por cuestiones de espacio físico, las cachorras se quedaron (y se criaron) en la casa de la abuela de mi novio, ahora tienen 11 meses y en una semana nos mudamos a una casa donde intentaremos convivir los 5. La gata sabe de la existencia de las perras, porque yo he traído una mantita donde ellas dormían a casa, para que Misha sienta el olor y se haga a la idea, pero la verdad, es que no sabemos como vamos a hacer porque la idea es que la gata esté dentro de la casa y las perras afuera, pero pasan más tiempo adentro que afuera. Voy a seguir el consejo de prepararle una habitación con sus cosas para que la adaptación no sea tan traumática. Tendrás alguna recomendación para darme? te lo voy a agradecer!

  27. maria cano dice:

    Hola ahi ando buscando consejos hoy me volvieron a preguntar si voy a querer a un perrito con el cual trabajo y justo hace 4 meses mi sobrino adopto un gatito mi temor es que no se lleven bien , pero bueno despues de leer tu publicacion creo que si es posible , gracias ahi te cuento como me fue.

  28. Luz Sophia Rodriguez dice:

    Querida amiga!! Yo tengo una perra de 12 años y hace un año adopte’ un gatito tenia dos meses… tiene ahora un año…La convivencia fue buena desde el principio. El gato de bebe’ se acercaba a ella con cuidado, muy dócil, lamia sus orejas y cabeza. La perrita, Lola, era indiferente o le mostraba dientes cuando no quería que se acercara. El fue muy noble, se adapto’ al temperamento de ella. Ahora que es adulto, ella, cuando quiere, juega con el, un poco brusca. El es paciente y muy tolerante, es un gato excepcional, muy dócil y afectuoso. Solo es una fiera con el veterinario!!!. Mi experiencia es que el afecto unido a una disciplina clara, la paz y la estabilidad emocional, da excelentes resultados en el comportamiento animal. Un abrazo!!

  29. tania dice:

    hola tengo un perro de 11 meses que esta conmigo desde las 3 setmanas es muy territorial i hoy me han dado una gata de un año como puedo presentarsela a mi perro me da miedo que le ataque

  30. Grageda dice:

    Hola! Necesito consejos porque acabo de adquirir un perrito y tengo 3 gatos ya grandes, el más chico tiene 10 años. La verdad no se cómo hacerle para que puedan convivir bien.

  31. Danae dice:

    yo acabo de adoptar a un labrador de año y medio, en casa tenemos una perrita y dos gatos grandes, con la perrita se lleva bien, pero en cuanto ve a los gatos los quiere atacar, nose que hacer para que se lleven bien, necesito ayuda que hago?????

  32. Erica dice:

    Hola tengo dos gatos, un macho d dos años y una hembra d uno, hace una semana adoptamos un perro d 8 meses, la gata ya juega con el y no hay problema pero el macho q ademas es mi primogenito, mi ojito derecho, no lo acepta, se aisla en su habitacion solito y x mas q lo traemos con nosotros no hay manera, si esta el perro con nosotros el gato se va. M siento muy mal xq no quiero q se sienta desplazado, no hemos cambiado nada con el, es mas le damos incluso mas mimos, pero nada, se va a estar solo. Q puedo hacer?

  33. Carla dice:

    Hola!!! podrían ayudarme tengo 2 gatas que adoro, vamos a mudarnos con mi novio y el tiene un perro ovejero!! que puedo hacer!!!

  34. Alguien dice:

    Claro que pueden convivir! Tenía una perra de 14 años y un perro de 7. Luego llegaron dos perros más de dos años cada uno. Luego, llegó también un gato bebé. Y todos conviven armoniosamente, son una hermosa manada!

  35. ana dice:

    Hola contare mi experiencia por si les sirve de ayuda…hace 2 años rescate un perrito de la calle (tiene aprox 8 años), es muy bueno pero a la vez ansioso, siempre esta tenso a pesar que lo tratamos con mucho cariño; hace 1 mes rescatamos un gatito, (tiene aprox 1 año y medio). Los presentamos de la siguiente manera: los pusimos en un lugar neutro, es decir lejos de la zona donde duerme y come el perro, al principio el gato se erizo y bufo al perro, mientras lo hacia le di un golpecito con los dedos al gato y le dije NO en tono fuerte, con el perro hice lo mismo, (el perro movía la cola pero su energía no era buena y el gato capto eso) me puse de escudo entre los dos, luego los separe, para que no se stresaran, por la tarde hice lo mismo y así varios días, hasta que les fui dejando mas espacio y mas tiempo juntos, ahora se toleran (ya no encierro a ninguno) pero aun falta trabajar mas, sobre todo con el perro que es muy ansioso.
    El gato tiene su espacio, donde duerme, come y bebe (preferible es ponerlo en alto) y el perro también tiene el suyo. He castrado al gato y pronto castrare al perro, esto por sugerencia del veterinario, ya que ambos son machos y aun que de diferente especie, existen rivalidades. Nunca hago cariño a uno mientras esta el otro, al menos por el momento, procuro estar lo mas tranquila posible (repito muchas veces ommm y respiro profundo jeje)…no es una tarea facil, pero no imposible…en estos momentos están echados los dos en mi cama, antes hubo un pequeño intercambio de miradas matadoras…pero los ignore…cruzo los dedos para que luego sean miradas de indiferencia, de amor es mucho pedir…

  36. Gato Muchacho dice:

    Muy buenas:

    En primer lugar quería agradecer los consejos y las experiencias aportadas aquí. Me están sirviendo mucho.

    Mi caso: gato adulto que no soporta al recién llegado cachorro de labrador. El perro corre tras él para jugar pero el gato huye hasta que se da la vuelta para bufar y lanzar zarpazos al cachorro.

    El inicio de la solución (espero). Aplicando los consejos:

    1. Llevo días enseñando al cachorro a sentarse y después ha quedarse quieto cuando me alejo mediante refuerzo positivo (con trocitos de salchicha).

    2. Utilizo el juguete favorito del perro para jugar con el gato, de modo que se acostumbre a su olor. Ni siquiera esto le hacía mucha gracia al gato al principio, pero poco a poco se va soltando.

    3. Hoy he abierto la puerta de dos habitaciones contiguas en cada una de las cuales estaba uno de los animales. Me he puesto en el umbral de la puerta. El gato ha subido a la mesa de su habitación y ha mirado al perro. El cachorro ha intentado correr a por el gato como de costumbre pero le he sujetado. He estado un rato así mientras se observaban en la distancia, con algún gruñido del gato que estaba algo tenso pero no demasiado.

    4. He dejado que el perro entrase en la habitación en la que se encontraba el gato (quien en ningún momento ha bajado de la mesa). En todo momento he ordenado al perro sentarse y quedarse quieto. Después me acercaba al gato y le acariciaba mientras el perro (sorprendentemente) obedecía. Si el gato estaba medianamente relajado y no gruñía ni bufaba le daba un pedazo de salchicha. Entonces volvía donde estaba el perro y le premiaba también con otro pedazo.

    He repetido la operación un rato (con altibajos pero en general con buenos resultados). Si el gato cambiaba de lugar sobre la mesa (no le dejé otra vía libre hacia otra habitación dado que tenía el resguardo de la altura) le pedía al perro que me siguiera hasta allí y repetía el proceso.

    Finalmente he vuelto a separarles. Poco después el perro estaba a mi lado mientras hacía la cena. De repente la puerta de la cocina se ha movido un poco. Al abrirla allí estaba el gato, que rápidamente a subido a la mesa del comedor.. He dejado la puerta abierta y, por primera vez, el perro ha pasado olímpicamente del gato, cada uno en su cuarto, durante 15 minutos gloriosos 😉

    Me ha parecido el principio de una posible convivencia, así que me he propuesto hacerlo todos los días. Espero que os sirva mi pequeña experiencia y que la mejoréis con vuestros comentarios.

    Saludos!

  37. Sandra dice:

    Hola!! Quiero contarles mi experiencia. Tengo una gata que me regalaron cuando tenía un mes de nacida. Tenía en ese momento dos poodles de 11 años cada uno. Uno más activo que el otro. La convivencia fue fantástica aunque con los años mi gata se fue poniendo muy arisca. La esterilizé y se le pasó un poco sin embargo ella continúa siendo república independiente. Mis poodles murieron cuando tenían 14 años en diferentes meses durante el mismo año y de verdad que las gatas sintiero muchisimo su ausencia. Buscaban por toda la casa. Antes de ellos morir ya había adoptado una gata de un año de edad la esterilizé y la entré a la casa. Todos se llevaban muy bien. La nueva gatita es muy cariñosa y noble. Sin embargo poco a poco fueron marcando su territorio. La nueva se quedó en mi cuarto mientras la otra hizo la sala su espacio. Actualmente ya tengo cuatro meses con un Yorky de un año que adopté y la convivencia ha sido excelente demoraron 10 minutos adaptándose. Tengo que estar pendiente a veces es porque la gatita cariñosa lo cela conmigo a veces sin embargo no llega a hacer una agresión fuerte. Mientras la otra juega muy brusco con él siempre sus juegos han sido muy fuertes hasta conmigo me muerde muy fuerte hasta a veces sangrarme. En conclusión pese a ser de diferentes especies los perros y gatos pueden ser los mejores amigos pero siempre respetándose sus espacios. Los gatos son muy recelosos con esto. La verdad he tenido más inconvenientes adaptando perro con perro y gato con gato que gato con perro son en realidad muy fáciles de manejar. Es mi experiencia. Y ya saben…..adopten no compren deja una recompensa grande en el corazón. No tiene precio!

  38. Igone dice:

    Tengo dos perros, un pastor alemán y un podenco. Hace dos semana que recogimos un gatito de un mes de la calle. El pastor alemán prácticamente lo ignora y se aleja de el y el gato también lo evita todo lo posible, pero la podenca esta obsesionadisima con el gato. Si está tiene acceso al gato tiene que estar pegada a el, no deja de mirarlo… Esto ha echo que el Gato quiera estar siempre con la perra, pero no deja de morder y arañar a la perra, también la acecha y se le lanza ala ataque y así todo el día. Entiendo que esto es jugando y la perra también quiere jugar con el, pero le podría hacer daño.
    Me preocupa dos cosas: como hacer desaparecer esa obsesión a mi perra? Y cuando el gato vaya creciendo si tiene este comportamiento con la perra, que es lo que pasará? Le sacará un ojo a mi niña? Se enfadara la perra y lo descuartizara? Como podría solucionar esto?

  39. Alixmh dice:

    Hola!, Les cunto mi historia: Tengo 3 perritas, una schnauzer (14 a), una poodle mediana (10a) y una boxer(2a), el 6 de Enero mi hermano me mando una foto de un pequeño gatito, se veia que apenas acababa de abrir sus ojitos, y me pregunto que le daba de comer, el pobre no dejaba de llorar, al parecer su mamá lo perdió al cambiarse de lugar, mi solución y debido a que mi hermano y mis hermanas (que viven con él) trabajan y no iban a poder atenderlo, fue que me lo entregaran, al principio estaba temerosa de la reacción de mis niñas, la boxer habia tenido varias desaveniencias con una gata que llego a tener a sus gatitos a casa de mi suegra y temia que quisiera hacerle algo al bebito; ese día, efectivamente la boxer le quiso dar un mordizco, la reprendí, desde luego, la sorpresa fue la poodle, el gatito no dejaba de llorar, y ella lo lamio, se echo en la cama enseñandome su pancita y moviendo la colita,se lo acerque, lo volvio a lamer y lo atraia hacia ella, el gatito instintivamente le busco el pezón y se pesco de el, y desde luego se dejo, la boxer se la paso observandolos mucho rato con curiosidad, olfateandolo, la schnauzer fue un poquito mas complicada ya que ella pensaba en comerselo!, tal vez pensaba que era un ratón por el tamaño, durante un mes fue de la unica que tuve que cuidarlo, ya que paso ese tiempo ella empezo a jugar con él, la poodle solo lo pseudoamamanta. Ya es un gato enorme, le gusta acecharlas, lo corretean, tenia el pendiente de que la boxer lo fuese a lastimar por el tamaño, sin embargo ella controla muy bien su juego y no ha sucedido; por otra parte, él si es algo brusco con las otras dos pero tambien sabe controlar su juego y no las ha lastimado… aunque claro, no puedo decir lo mismo de mi cuando me salta encima y me clava sus garritas en las piernas… solo puedo deciles que son un hermoso cuarteto y los amo!!!

  40. Carolina dice:

    Qué tal? Mi nombre es Carolina y quería comentarles mi situación y saber si podían aconsejarme. Tengo una perra de ocho años en casa, es juguetona y parece intrigarle y ponerle contenta la gata ( la primera vez que entre en casa la perra vino contenta a mirar y la gata se puso como loca, quería saltar a cualquier lado mientras chillaba ). La gata llegó a casa hace tres días, y debe tener tres meses aproximadamente, según la mujer la gata estuvo relacionandose con uno de sus perros ( un caniche ). Traté de presentarlas de nuevo el día siguiente y ocurrió lo mismo pero peor… la gata salto de los brazos de mi novio, chillo como loca y se escondio en una caja mientras vibraba y chillaba. Mi perra se altero un poco pero la tenía sostenida del collar así que la saqué al patio para retirar el gatito a mi habitación de nuevo.
    Quería saber cuanto debo esperar para presentarlas y cómo debo hacer. La gata es super mimosa y mi perra también, supongo que no van a tener problema más adelante. El tema son las primeras veces. La gata quiere bajar al primer piso pero allí está mi perra así que no la dejo bajar por miedo a que tengan un encontronazo.
    ¿Debería dejar que baje y ver que pasa? ¿Dejar, de última, que corra a mi cuarto de nuevo?.Es la primera vez que tengo un gato. Espero que puedan ayudarme.

    Muchísimas gracias! El blog está genial, me ayudó mucho para informarme!

  41. olga dice:

    tengo un precioso gato cartujo con caracter un poco especial, pero leyendo su lenguaje vamos bien.Una gatita pelirroja que es una muñeca dulce y divertida y un caniche enano alegre, listo y demasiado protector.
    Cada vez tolera menos a su hermano gato gris.le gruñe y le gruñe por todo.El duerme en un cojin en mi habitacion y si el gato pasea por la noche no para de gruñir.yo le llamo la atencion cada vez que lo hace,pero el sigue y sigue¡¡¡¡ No puedo dormir tranquilaa¡¡¡
    Con la gatita se lleva super bien,juegan mucho y ahora lleva unos dias que la quiere montar¡¡¡ ella esta castrada pero el perro no.De todas maneras ella es muy lista y se esconde, corre y se escapa¡¡¡
    Todos en su linea son mis tesoros¡¡¡¡

  42. Inma dice:

    Hola, yo vengo buscando consejo, os cuento:
    Hace un mes y poco una gata callejera dio a luz en mi patio delantero a cinco lindos gatinos. Conseguí convencer a mi madre para que me dejase quedarme con uno, hasta hay todo bien. Además tenemos una perrita de sus diez añazos que nació en casa y es la reinona.
    Acondicionamos a la gata y sus bebés con una caja rellena de papel de periódico y una manta y le damos de comer y beber a la madre para que no tenga que salir a buscar su alimento. Cada semana y media hemos entrado a las gatinos para cambiarles los papeles y la manta(Al estar en un arreate se le ha llenado de caracoles o hojas) y la perra reaccionaba lloriqueando y pensamos que, como nunca ha tenido una camada, a lo mejor al oír los maullidos. Que equivocados, ayer le presentamos a uno y al dejarlo en el suelo se lanzo a por él. Por suerte no logró hacerle nada pero ahora me estoy planteando adoptar al que quería porque no quiero que llegue a pasarle nada malo. Regañamos mucho a la perra y hoy metí a los gatinos en la cocina conmigo un rato y luego la amarré a la escalera y se los fui enseñando uno a uno y regañandola si les gruñía.
    Pero no se que más hacer, quiero adoptar uno pero no quiero terminar entrándolo y luego buscándole otra casa o que le ocurra algo ¿Qué me recomiendas?

  43. victoria dice:

    acabo de adoptar un gato que ya es grande lo encontro mi hermanita en la calle.. pero no se lleva bien con mis dos perros eso que suelen ser muy mimosos, sin ello, el gato es muy cariñoso y tranquilo pero si los ve saca las garras que hago???

  44. Sylma dice:

    Mi perrita me adpto a mi…me siguio cuando sali a alimentar a Cookie (un gatito que vive en un edificio)..al principio seguia a todo lo que caminaba o se me acercaba…hasta cazo una ratita que me la trajo toda chupada, pero no lo hice daño..me dio gracia porque el animalito estaba desconcertado (parece que fue su primera experiencia con un perro)…me dio mucha pena…ya se que estaran pensando ..pero es un animalito al fin…Bueno, despues de unos dias de seguirme la comence a alimentar..no la subia a mi dpto porque no me dejaban tener animales..Tenia a Arandu y a MIo escondiditos, mis dos bebes gatitos, pero como no hacian escandalo no habia problema…
    Una noche la subi , la bañe y comenzo a ladrar por la ventana a dos perritos que eran sus compañeros de juerga…entonces la baje con su comida y agua…salio corriendo detras de sus amigos ..y pense que no volveria..a eso de las 01:30 de la madrugada escucho que ladra..yo estaba en un primer piso..miro por el ventanal..y era ella moviendome la cola…baje la bese, la abrace ..hasta llore…es que me encariñe con ella en unos dias…pero no podia dejarla subir…entonces entre a mi dpto y me quede mirandola desde arriba, y estaba alli acostada con las patitas cruzadas debajo de mi ventana…no aguante y baje corriendo a subirla..ella saltaba como loca…la meti y dormimos bien..mis dos gatitos al comienzo no querian saber nada..despues estaban tranquilos mientras ella respetara los espacios…como es medio cachorrona (mezcla de labrador)..quiere jugar todo el tiempo..pero Arandu la mira de lejos y Mio le olia la nariz, me miraba y se iba..Despes me mude a una casa para que tuvieran espacio..y adopte a Felpu, que lo encontre en una avenida principal de la ciudad..pense que estaba atropellado…estaba tirado con los ojos abiertos..lo alce y comenzo a ronronear desde ese dia, cada vez que lo toco no para!!..es un divino..y su tactica cuando se asusta es tirarse y hacerse el muerto..es gracioso como lo hace, el tema es automatico..jajaja..Luego a Chiquito que murio hace poco..pero doy gracias por haber hecho todo lo posible por el ..hasta pañalitos usaba..y los veterinarios me preguntaron como hacia para que se dejara..tambien lo bañaba..por ser un animalito salvaje parece que les parecia raro..Ahora estan Paris y Apolo dos pulguitas felinas, hermanitos que me trajeron de las calles, por la muerte de Chiquito y la perdida de Mio…a este ultimo se que lo encontrare..lo llamo todos los dias!!! y su tigrecito de peluche lo espera…
    Yo creo que todo depende de nosotros…de nuestro caracter..siempre hay que supervisar hasta que todos los animales se acostumbren..pero siempre hay que mantenerse tranquilos cuando estan todos cerca…para que ellos sientan que hay paz y sobre todo no levantar la voz..con decir que hasta tuve un gorrion y mis gatos no le hacian nada..era un bebe que se habia caido de un arbol…MIo..el si, queria pegarle en la cabeza y una vez lo hizo..y el gorion comenzo a llamame y aleteba..y cuando me acerque se tranquilizo y le llame la atencion a mi michi…Les hablo como si fueran niños..les explico y les muestro..y ellos me miiiran…
    Les digo “si yo los estiendo cuando Uds. quieren algo…ustedes tienen que prestarme atencion a lo que les digo”
    Yo creo, en mi corta experiencia que Si!! se puede hacer que convivan distintas especies juntas sin haberse criado de pequeñitas…Todo depende de nosotros

  45. Yudi dice:

    Hola.. Tengo una perrita de 1 año. Una golden y acabo de adoptar una gatica de aprox 3 meses. Me la encontre en la calle. Pero la gata se orina en miY cama y defeca dentro de la casa, cabe anotar q vivo en una finca así q las dos mascotas tienen libertad de entrar y salir de la casa, Y lo ultimo q hizo fue orinar en la taza de la comida de la perrita. Que puedo hacer???

  46. Alison dice:

    Holaa!! Tengo un perrito que cumplirá 5 años y hace dos días me regalaron una gatita 🙂 ella es muy cariñosa pero él es muy celoso… Como me gustaria que entienda que ahora ella sera su amiga y que para los dos hay amor por igual… Pero sus celos son trememendos jajajaa

© 2017 La Loca de los Gatos. Todos los derechos reservados. XHTML / CSS Valid.
Content Protected Using Blog Protector By: PcDrome.
Tienda para gatos