Dios Mio! ¿Por qué mi gato se come la arena?

¿Tu gato come arena / sílice / aglomerante?

Algunos gatos, para nuestra sorpresa, duermen dentro de su caja de arena. Otros, para nuestra preocupación y desesperación se comen la arena o el sílice de su bandeja. ¿Por qué lo hacen? ¿Cómo podemos solucionarlo?

Comer arena puede ser muy peligroso para nuestros gatitos, especialmente si la arena es tóxica o tiene propiedades aglomerantes. Una acumulación de arena en el organismo del gato puede bloquear el sistema digestivo y llegar a provocar la muerte si no se recibe un tratamiento adecuado.

Los gatitos son curiosos por naturaleza y es característico en ellos que jueguen, huelan, toquen y chupen cosas a su alrededor. Parecen querer aprender muy rápido de qué está hecho todo lo que les rodea. A veces podemos ver un gatito que ha chupado o comido un poco de arena porque  sentía curiosidad y es posible que deje de hacerlo por sí mismo, pero no siempre es así. Veamos las causas de este comportamiento y qué hacer en cada caso.

gato come arena

¿Por qué mi gato se come la arena?

Algunos gatitos simplemente prueban la arena una vez y jamás vuelven a hacerlo. Otros lo hacen con cierta frecuencia y nos damos cuenta solamente si los pillamos in franganti. Es importante saber en qué grupo de comedores-de-arena está nuestro gato. Es decir, no debemos presuponer que estaba siendo curioso y esperar que no lo haga más sino que debemos vigilarlo para que no siga comiendo arena y tratar de averiguar la causa para poner el remedio adecuado.  Estos son los principales motivos por los que un gato come arena:

1. Curiosidad

Los gatitos exploran el mundo que les rodea al mismo tiempo que aprenden a caminar, a alimentarse y a acechar. Durante este periodo de aprendizaje comienzan a experimentar con todo, a tocarlo todo, a moderlo todo, a comer muchas cosas que encuentran o que nos ven comer a nosotros… Eso incluye aprendizajes que a veces son peligrosos a la vez que desesperantes para nosotros porque suponen un riesgo para la salud del gatito. Entre los principales objetivos de nuestros gatitos curiosos encontraremos hilos, cables e incluso arena de gato. Tendremos que tener mucho cuidado de que nuestro gato no pueda hacerse daño en este proceso de aprendizaje quitando de en medio cualquier cosa que suponga una amenaza. Lo complicado viene cuando se trata de algo tan imprescindible en nuestra convivencia con el gato como es el caso de la arena de gato.

2. Anemia

La anemia aparece en los gatos cuando el organismo del gato no dispone de suficientes glóbulos rojos. Algunos expertos han establecido la relación entre la anemia y el hecho de comer arena. Las causas de la anemia en el gato pueden ser diversas, desde parásitos a infecciones, y es impresdincible llevar a nuestro gato al veterinario para que realice un diagnóstico y prescriba un tratamiento.

3. El gatito fue separado de su madre demasiado pronto

Las gatas enseñan a los gatitos durante las primeras semanas de vida aspectos básicos en la vida del gatito, como el uso de la caja de arena, la limpieza, la fuerza de la mordida, etc. Si un gatito ha sido separado de su madre demasiado pronto (antes de los 2-3 meses) es posible que no haya desarrollado estas habilidades de forma adecuada y ahora se muestra confundido ante el arenero. En ese caso nos tocará a nosotros tratar de sustituir a la madre y enseñarle a usar la arena adecuadamente.

4. Carencia de Vitaminas y/o Minerales

Aunque estas carencias son más comunes en los gatos adultos también pueden darse en algunos cachorros. En el caso de nuestro gato esté comiendo o intentando comer arena elaborada con algún tipo de arcilla, podríamos sospechar de alguna carencia. Como en los casos anteriores es importante ir al veterinario y que sea el quien descarte o confirme esta posibilidad y prescriba los suplementos adecuados.

5. Alimentación Inadecuada

Antes de comenzar a explicar este punto quiero hacer una aclaración. Alimentación inadecuada quiere decir que no es la adecuada a las necesidades del gato. Esto quiere decir, que aunque nosotros compremos una marca cara, si los nutrientes de ese alimento no cubren por cualquier motivo las necesidades nutricionales de nuestro gato, estaríamos hablando de una alimentación inadecuada. Sea del súper o de la marca más cara del mundo. Cada marca tiene una formulación. Las marcas de gama alta como general están bien balanceadas pero si nuestro gato tuviera, por ejemplo, falta de fibra, habría que buscar un alimento rico en fibra o si el gato es intolerante a algún componente habría que buscar otra marca que garantizara la ausencia de ese componente (es solo un ejemplo, pero es que a veces confundimos inadecuada con barata o cara con adecuada cuando eso no deberíamos mirarlo solo en función del precio o el nombre sino en relación a las necesidades de nuestro gato).

Una alimentación adecuada es fundamental para el crecimiento y desarrollo saludable del gatito. La comida para cachorros tiene una formulación especial para los 12 primeros meses de desarrollo a partir del destete.

6. Trastorno Obsesivo Compulsivo (TOC)

En último lugar mencionaremos la posibilidad, de que nuestro gato haya desarrollado una conducta compulsiva que no esté relacionada con los puntos anteriores, sino con algún trastorno del desarrollo o bien sea la forma de manifestar alguna otra necesidad o problema de adaptación del gato.

Comer arena puede ser muy peligroso para nuestros gatitos, especialmente si la arena es tóxica o tiene propiedades aglomerantes. Una acumulación de arena en el organismo del gato puede bloquear el sistema digestivo y llegar a provocar la muerte si no se recibe un tratamiento adecuado.

¿Qué debemos hacer nosotros?

En primer lugar, debemos tener mucho ojo con los cachorros que lleguen a casa y vigilar sus hábitos en el arenero. Si cambiamos de marca de arena o tipo de arena observaremos su reacción hasta que estemos seguros de que no hay ningún peligro.

Por supuesto, si hemos descubierto que nuestro gato come arena, lo primero que debemos hacer es llamar al veterinario y tratar de descartar todas las posibles causas que vienen de deficiencias nutricionales o problemas de salud y por supuesto hacer una revisión para comprobar si hay algún daño ocasionado por la ingesta. Si descubrimos que nuestro gato ha comido una cantidad considerable de arena iremos al veterinario de urgencia.

Una vez de vuelta en casa y con un diagnóstico del veterinario tendremos que poner especial atención y tratar de vigilar a nuestro gato para que no se coma la arena.

También debemos ser conscientes de que debemos implicarnos y ayudar a nuestro gato a aprender a usar la arena de forma adecuada. En este post hay algunos consejos que os pueden servir (sin añadir ninguna sustancia a la arena).

Si solo come de un tipo de arena cambiaremos inmediatamente la arena nueva por la que sabemos que no se comía.

Si hay que desparasitar, dar un alimento o suplemento específico o cualquier medida que debamos adoptar será siempre bajo recomendación del veterinario.

En cualquier caso debemos recordar que es bastante frecuente que los gatos pequeños intenten comer la arena por lo que nos corresponderá a nosotros una labor de supervisión del arenero y el uso de una comida adecuada para la crianza y / o desarrollo adecuado de nuestro gato para prevenir o detectar en la medida de lo posible la ingesta de arena por parte de nuestro gato.

vía pet adviser.


Productos de nuestra tienda
Relacionado: Alimentación, Artículos, Comportamiento felino Tags: 

Participa, deja un comentario

Enviar comentario

2 Comentarios en "Dios Mio! ¿Por qué mi gato se come la arena?"

  1. yamila dice:

    Ya no se como hacer con mi gato mas pequeno de 6 meses, se come cualquier tipo de arena q le pongo.ya esta con suplementos y aun asi lo sigue haciendo , tengo otros 2 gatos grandes , ellos nunca han hecho eso , los 3 conparten los areneros , no se q hacer trabajo todo el dia. Asi q imagino que durante el dia que estan solo, el se comera toda la arena que puede , se enfermo con una infeccion fuertisima y con vomitos durante una semana y el vet dijo q no sabia de q era

  2. Jarvis dice:

    Mi gatito de dos meses a veces se acerca al arenero para jugar con la arena, se pone a revolverla y a perseguir “ratones invisibles”. Juega con los granitos de sílice y se los mete en la boca, se le pegan a la lengua pero al final los escupe. Pensamos que a la tercera o cuarta vez aprendería ya que parecía ser una situación incómoda para él pero ha pasado el tiempo y sigue haciéndolo. Hemos probado cambiando el arenero de sitio y la marca de arena de sílice pero sigue igual.

© 2016 La Loca de los Gatos. Todos los derechos reservados. XHTML / CSS Valid.
Content Protected Using Blog Protector By: PcDrome.
Tienda para gatos