Neuroparastosis felina: avances médicos

La neuroparasitosis felina no es una enfermedad muy común, especialmente en ciertas zonas del mundo (se conocen casos mayoritariamente en América del Sur). Sin embargo, las consecuencias que tienen sobre la salud y la calidad de vida del gato son graves. Uno de los principales síntomas es la parálisis de las patas traseras del gato (os dejo el enlace a un video por si tenéis mucho interés pero os advierto de que no es agradable: video)

Este parásito llamado Gurltia paralysans (se trata de un nematodo o gusano redondo) al ser ingerido por los gatos se aloja en la medula espinal causándole dicha parálisis en las extremidades posteriores, provocando además hipersensibilidad del área lumbar y disminución de los reflejos espinales e incontinencia urinaria y fecal.

La noticia es que científicos de  la Universidad Austral de Chile han conseguido diagnosticar tempranamente la neuroparasitosis felina, enfermedad que solo era diagnosticada post mortem. No hay mucha información en la red sobre la enfermedad o sobre el parásito (podéis comprobar la referencia en la wikipedia en su versión inglesa, de apenas dos líneas aquí)

“En otras enfermedades parasitarias uno puede examinar muestras de heces o fluidos donde se ven los huevos y/o estados juveniles del parásito, pero en este caso dado que el parasito elimina los huevos no se han encontrado en la material fecal ni en fluidos, por lo es muy difícil el diagnostico in vivo permitiendo solo tener una sospecha de que se trata de esta enfermedad debido a los antecedentes recabados en cuando a signos clínicos, procedencia del animal y su control parasitario”, según ha explicado el Doctor Marcelo Gómez.

Este gusano normalmente se transmite en la alimentación del gato. Lo podemos encontrar principalmente en babosas, lo que no quiere decir que el gato se haya comido una, si no que si esta babosa infestada es comida por un roedor o una lagartija o han comido excrementos de esta, son contagiados. De este modo pueden ser infestados los gatos en las zonas afectadas.

Una vez que se tiene la sospecha (a partir de ahora la certeza) de que hay una infección el tratamiento que se realiza es antiparasitario en las primeras fases de la enfermedad, por eso es importante detectarlo a tiempo y con fiabilidad.

Esta enfermedad lleva siendo estudiada desde 2005 y se encuentran casos en Argentina, Uruguay, Brasil y Colombia. El diagnóstico de la enfermedad en vida es un pequeño paso para la ciencia pero sin duda un gran paso para la mejora de la calidad de vida de los gatos.

Via: Afevet


Productos de nuestra tienda
Relacionado: Noticias, Salud Tags: 

Participa, deja un comentario

Enviar comentario

4 Comentarios en "Neuroparastosis felina: avances médicos"

  1. Yanet dice:

    Hola: Hace años tuve un gato con estos sintomas, no tenía idea de lo que era y me dijeron que intentara darle de comer más pescado y eso hice, y mejoró bastante, tanto asi que la enfermedad retrocedió, recuperó la movilidad de sus patas traseras, no al 100% pero si podia caminar, incluso correr un poco.

  2. Sylvia dice:

    Hola yo he tenido un gato durante 12 años. El martes pasado tuvimos que sacrificarlo. El veterinario no dío razón alguna.
    Perdío peso, aunque seguia comiendo. Se quedo sin movibilidad de las patas traseras y nos dijierón que tenia la medula afectada. Se quedo sin andar, no comia, ni bebia ni hacia necesidades.
    De un día para otro mi gata dejo de estar conmigo. Por lo que he visto en el video mi caso fue peor y estoy segura que a sido por causa de esta enfermedad pero al vivir en un piso no le dí importancia pero en el pueblo es una casa de planta baja y pense que quizas allí se enfermo hace tiempo y que ahora esto a sido la causa. Tengo otro gato y me gustaría saber de estar maldita enfermedad.

  3. Alma dice:

    Es terrible lo que les sucede a estas criaturitas, es injusto, son tan buenos e inocentes…. ¿Hay algún tratamiento para esta terrible enfermedad? Doy gracias de que mi niña esté sana.

  4. Nora Nakamegi dice:

    Hola que tal, tengo una gatita que adopte hace unos meses atrás, ella siempre ha sido tranquilita y gozaba de buena salud pero hace unos días ya no solía comer como antes, no salia a jugar, así que la lleve al veterinario donde nos dijo que estaba así por parásitos. Ya esta desparacitada y con vitaminas, pero le ha dado esos síntomas… ahora ya no puede sostenerse, también tiene incontinencia al orinar y hacer sus necesidades. Tanto así que la ayudó a comer y darle leche y agua a través de una jeringa y darle en su boquita.
    Me duele mucho verla asi a mi Marilu… desearía que hubiera una cura… pero veo que no…
    Se también que no es vida estar así… Pero seguiré a su lado.
    Seguiré buscando ayuda para mi pequeña.

© 2016 La Loca de los Gatos. Todos los derechos reservados. XHTML / CSS Valid.
Content Protected Using Blog Protector By: PcDrome.
Tienda para gatos