Mi gato maúlla mucho ¿Qué le pasa?: 16 causas por las que tu gato maulla mucho

Los gatos saben perfectamente que dependen de nosotros para que muchas de sus necesidades sean atendidas y maúllan y nos guían hasta ellas. Cuando tenemos un gato y le conocemos bien sabemos qué quiere decirnos en cada momento pero en ocasiones nuestro gato tiene una demanda que se sale de esas 4 ó 5 frases que utilizamos para comunicarnos en el día a día y comienzan a maullar mucho. Es un mensaje especial para nosotros. Hasta ahí bien. Nuestro gato maúlla sin parar y nosotros hemos captado la importancia de lo que quiere decirnos… pero ¡No captamos el mensaje!

gato maulla

Por favor, no le ignores. Para él es muy importante.

Como vas a ver en la lista hay causas que van desde la enfermedad hasta la necesidad de juego. Ten en cuenta que cualquiera que sea la causa para nuestro gato es muy importante y debe ser satisfecha. Por favor, escucha su mensaje y responde con cariño a su llamada. No le regañes, no le hagas callar. Tal vez parezca lo más fácil a corto plazo, pero a la larga solo estarás silenciando un problema que volverá a aparecer, puede que con nuevos maullidos o puede que con otros comportamientos más molestos o perjudiciales para él como consecuencia del estrés acumulado o si se trata de una enfermedad se agrave.

Bajo ningún concepto le regañes, te enfades con él y por supuestísimo no le golpees, no golpees nada cerca de él y no trates de asustarle. Lo está pasando mal y así solo vas a conseguir que se asuste de ti y debilitar vuestro vínculo afectivo. Solamente dale la ayuda que necesita, esa es la solución para ambos.

Así que vamos con las causas del maullido ¿Qué está intentando decirnos un gato que maúlla mucho?

En esta lista puedes comprobar cuales son las principales causas por las que un gato comienza a maullar de forma más intensa. Comprueba todos los apartados de la lista, podrás descartar muchos de ellos y delimitar algo más el mensaje que tu gato intenta hacerte llegar.

1. Me duele. Esta es la primera causa que debemos descartar siempre. Si un gato maúlla mucho debemos comprobar su aspecto, su cuerpo, su comportamiento y descartar en primer lugar que haya dolor o enfermedad. Si no estás seguro llévalo inmediatamente al veterinario. Si hay señales como la apatía, la falta de apetito, si el gato no se mueve, si se queja al tocarlo, si ha recibido un golpe con anterioridad, cualquier síntoma que indique dolor o enfermedad es suficiente como para que consideremos que nuestro gato está herido, enfermo o dolorido y por tanto lo que debemos hacer es llevarlo al veterinario.

2. Solo quería saludarte. Hay una gran diferencia entre un gato enfermo y un gato que saluda efusivamente. El gato que saluda maulla cuando nos ve, bien porque acabamos de llegar a casa, porque acaba de despertarse de una siesta o simplemente nos hemos cruzado y se detiene a saludar. Responderemos saludando igualmente. Un par de toquecitos cariñosos entre las orejas serán una buena de devolverle el saludo.

3. Tengo hambre. Un gato que maulla simplemente puede estar expresando hambre.

4. Quiero comer algo en concreto y no eso que me has dado. Si tu gato tiene comida y aún así te persigue y sigue maullando o bien maulla en la puerta del frigorifico o del armario de los premios es que quiere comer algo en concreto. Suele tratarse de premios o comida húmeda pero también puede ser un indicativo de que la comida que le has puesto no le gusta o no le sienta bien.

5. Hazme caso. A veces los gatos maullan solamente porque quieren nuestra atención. Pueden maullarnos porque están aburridos, porque quieren que juguemos un ratito con ellos o bien porque quieren que les acariciemos, que les hagamos un hueco para sentarse junto a nosotros (o SOBRE nosotros), que respondamos su conversación, etc. Simplemente disfrutan de nuestra compañía y en este momento eso es lo que ellos necesitan.

6. Abre la puerta. En serio ¿por qué esa puerta está cerrada? Quiero entrar y/o salir. O simplemente admirar la puerta abierta. O ignorar la puerta abierta. Los gatos son así y les gusta que las puertas estén abiertas, a veces ni siquiera quieren pasar, pero igualmente te lo harán saber como si su vida dependiera de ello.

7. Estoy en celo. Las hembras que no han sido esterilizadas maullan constantemente durante el celo. En cuanto pase el celo o si la gata es esterilizada el maullido cesará.

8. Estoy muy estresado. El ejemplo típico de este tipo de maullido es el que ocurre durante la visita al veterinario. Al meter al gato en el transportín y dentro del coche, si nuestro gato está estresado comenzará a maullar de forma muy larga y grave ¿Te suena?

9. Estoy cabreado. No es un maullido característico de un gato doméstico, más bien lo habremos oído en los gatos callejeros. Igualmente lo explicamos por si acaso o bien si la información que querías encontrar es relativa a “esos gatos de la calle que maúllan tan fuerte cada noche”… Cuando un gato se siente amenzazado o muy amenzado y está dispuesto a atacar y empezar una pelea o un ataque puntual, éste suele ir precedido de un grito y acompañado de unos característicos gritos. Este maullido, como comento suena más como a grito que como maullido y es alto, algo agudo y muy muy largo. Las peleas entre gatos son bastante comunes cuando viven en la calle e incluso cuando nuestro gato tiene acceso al exterior. En ellas los gatos pueden salir heridos, por lo que no es muy recomendable que nuestro gato tenga acceso al exterior si no es una zona supervisada y/o controlada.

10. No quiero estar solo. Si dejas a tu gato solo y maulla mucho es que está sufriendo ansiedad por estar solo y no quiere estar solo o bien no quiere estar “tanto tiempo solo”. En este otro post te dejamos unos trucos y consejos para enriquecer su vida y especialmente esas horas de soledad.

11. Me hago mayor. A veces los gatos cuando se hacen mayores empiezan a maullar sin motivo alguno. Simplemente se van a un lugar de la casa (a veces el baño o el hueco de la escalera) y en mitad del día o en mitad de la noche comienzan a emitir unos maullidos largos y graves. Tu gato se está haciendo mayor y ya requiere unos cuidados de gato mayor… estos maullidos podrían ser un síntoma de demencia senil (más info en el enlace). Seguirá maullando de vez en cuando, pero debes saber darle el cariño y cuidados que requiere un gato anciano.

12. Me he perdido. A veces los gatos se cuelan dentro de un armario o un cajón o se quedan encerrados en una habitación y maullar es su forma de avisarnos.

13. No puedo pasar. Tu gato puede estar maullando porque se ha encontrado un obstaculo que no puede saltar o rodear y le impide el acceso a su cama, su comida o su arenero. Desbloquea siempre los lugares donde tu gato suele pasar más tiempo.

14. No se qué hago aquí. Este es el maullido de los gatos recien llegados a un sitio. Bien porque lo acabes de llevar a casa por primera vez o bien porque habéis ido a un sitio diferente con él. No es su casa, no es el sitio donde solía estar y además no sabe qué hace ahí. Busca un lugar seguro para él, pon sus cosas donde las vea y ofrécele algo con su olor, se sentirá un poco más cómodo.

15. ¡Quiero a mi mamá! Si un gato bebé ha perdido a su mamá o ha sido separado de ella demasiado pronto le podremos oir maullar de forma repetitiva. Eso es así porque los bebés de gato maúllan cada vez que se separan de su madre para que ella pueda encontrarlos. Si estás a punto de adoptar un cachorrito asegúrate de que ha pasado al menos los dos primeros meses con su madre. Si te has encontrado un gato que ha perdido a su mamá ahora tu eres su madre, por lo que debes proporcionarle calor, leche especial o comida y estimularle para que pueda hacer pipí y caca.

16. Mi arena está sucia. Si has dejado el arenero más sucio de lo normal es posible que tu gato vaya al arenero, no haga nada y después vaya a buscarte y empiece a maullar insistentemente. A veces también se ponen a hacer como que escarban en el suelo, en los alrededores del arenero. Los gatos son extremadamente cuidadosos con la limpieza y si no les gusta como está su arena te lo harán saber. Recoge las cacas o cambia la arena si es necesario. Recuerda limpiar también el recipiente con cada cambio de arena, tu gato lo agradecerá.

Recuerda que atender las necesidades de tu gato es siempre la solución más sencilla y la menos frustrante para todos!

 Ahora cuéntanos tu experiencia en los comentarios, si te ha ocurrido alguna vez, qué es lo que finalmente ocurrió y cómo conseguiste saber qué le pasaba ¡Nos será de ayuda si nos encontramos en una situación similar!

Texto de lalocadelosgatos.com. Más información en ASPCA y Petfinder. Imagen de catster.

Relacionado: Artículos, Comportamiento felino

Participa, deja un comentario

Enviar comentario

107 Comentarios en "Mi gato maúlla mucho ¿Qué le pasa?: 16 causas por las que tu gato maulla mucho"

  1. Marcelo dice:

    Hola.Muy Buenos dias. Pues queria pedirle ayuda por 1 cosa mi padre encontro un gato de por lo menos 1 o 2 meses y no para de maullar de forma repetitiba no importa lo que hagamos si se que es por que perdio a su madre pero abra otra forma para que deje de maullar repetitivamente?

  2. Pedro Foronda dice:

    Mi gata está a punto de cumplir 18. No aparenta mala salud, aunque tuvo un par de episodios de infección renal hace años. Está delgada y vomita a menudo un líquido transparente, como saliva, pero a parte de eso no parece que tenga dolencias.
    Desde hace un año más o menos maúlla mucho, sin causa aparente. Sobre todo lo hace cuando está bebiendo, es decir, mientras bebe. Es extraño.
    He leído en su artículo que podría ser demencia senil. ¿El hecho de maullar cuando bebe específicamente es signo de alguna enfermedad?
    Gracias y un saludo.
    Pedro

  3. Carmen dice:

    Hola. Tengo un gato macho, rescatado hace 6 meses, de casi un año de edad y desde hace unas semanas a empezado a maullar por las madrugadas a las 6 o 7 y no sabemos porque. Me levanto le pongo un poco de comida pero no sirve. Se va a la puerta de casa. Tienes alguna idea o sugerencia? Gracias

  4. emmeline dice:

    tengo una pregunta yo tengo a un gato ya adulto y a una perrita tanbien adulta pero lo que no entindo por q me gato quiere tener relasiones con mi perrita?

  5. Maosio dice:

    Me regalaron un gato que dormiria por qué apareció ahí y llora tooodo el tiempo ( maulla ) y ve a las gatas de ahí y casi las mata, hasta hacerlas defecar, y solo se calma que lo acaricien. Yo por salvarlo , lo acepte y amo a los animales, pero no para de maullar mirándome a los ojos , solo desea que yo esté ahí. Que hago lo?

  6. Vania dice:

    Mi gata tuvo hace 9 días, se ah puesto muy cariñosa pero ahora ah estado llorando mucho me busca le doy agua, comida etc… Pero aun así sigue llorando mucho y me preocupa, he intentado cambiar de lugar sus bebés porque donde estas es cálido y a ella le da calor, pero no quiere que sus gatos estén en otro lugar, la llevo donde ellos la acompaño y luego la dejo y me sigue buscando me preocupa mucho. Necesito ayuda urgente!!

  7. Ana dice:

    Hola!
    Tengo un gato macho castrado de 6 meses que siempre maúlla varias veces al salir de su bandeja sanitaria. No parece tener dolor ni problemas para hacer sus necesidades y lo hace aun cuando su bandeja esté impoluta. Siempre sale de su bandeja y maúlla dos o tres veces. No he encontrado nada en Internet. ¿ Conocéis a alguien que también le pase o a que se puede deber?

© 2018 La Loca de los Gatos. Todos los derechos reservados. XHTML / CSS Valid.
Content Protected Using Blog Protector By: PcDrome.
Tienda para gatos