Gatificación: Todo lo que necesitas saber

¿Estás planeando una Gatificación? Te ayudamos explicándote todo lo que necesitas saber, o al menos lo más importante.

Cada gato es un mundo y tienen sus preferencias individuales, por lo que no vamos a generalizar. Si tu relación humano-gato comenzó hace muchos años seguramente conocerás bien todas sus preferencias: Si le gusta estar en alto o no, si le gusta más esta ventana o aquella, si se le gusta más el cartón o la mimbre… Pero ¿Cómo podemos estar seguros de que acertaremos? ¿Cómo podemos hacer que su vida en casa sea mejor?

Estos son los principales aspectos a tener en cuenta para llevar con éxito una gatificación:

1. Un lugar tranquilo

gatificacion ventana gato

Observa el comportamiento de tu gato a lo largo del día y presta atención a los lugares donde pasa más tiempo, donde seu muestra más tranquilo y relajado. Para comprender lo que necesita tu gato debes tener muy claro si prefiere tirarse a dormir en medio del suelo o si lo hace escondido en un sitio donde difícilmente le puedan encontrar. Es importante su actitud, muchos gatos que se esconden están tranquilos en un lugar oscuro, apartado del ruido y el movimiento mientras que otros están escondidos pero alerta, a causa del miedo y el estrés.  Tener un lugar tranquilo es esencial para cualquier gato, especialmente para aquellos que son desconfiados o vienen a casa después de haber pasado por situaciones traumáticas. Incluso los gatos que no están pasando por una situación estresante necesitan ese lugar donde refugiarse y sentirse seguros y confiados, su zona segura, su escondite, su refugio. Es fundamental para un gato.

Si detectamos en casa una zona donde vemos a nuestro gato asustado o incómodo al pasar por allí o estar allí en la medida de lo posible eliminaremos el factor que no le gusta e intentaremos proporcionarle y guiarle hacia una zona más confortable que hayamos creado teniendo en cuenta sus preferencias.

Para crear un espacio donde nuestro gato se sienta confiado y elimine el estrés y el miedo debemos observar so comportamiento y hacer cambios basándonos en ello. El lugar seguro no tiene por qué ser siempre un lugar escondido, solo tiene que ser un lugar seguro, eso dependerá de lo tímido o confiado que sea cada gato.

Un ejemplo personal: Tal como os contaba hace ya un tiempo en este post, cuando mi perro llegó a casa una de mis gatas no se lo tomó muy bien. Pasaba mucho tiempo en la cocina, pero no quería compartir espacio con nosotros y el perro en el salón, donde antes pasábamos el 95% del tiempo juntos. Además de tomar la decisión de usar Feliway, que en ese momento me sirvió de gran ayuda, tuve que hacer algún pequeño cambio. El cambio para mi fue insignificante, pero para mi gata era algo fundamental y no hubiera sido posible sin recurrir a la observación y análisis de su comportamiento.  Mi gata se sentía segura en la cocina porque la encimera y la mesa auxiliar que hay allí son más altas de lo que es el perro y ella siempre quedaba por encima de él, fuera de su alcance. Me fui al salón, llamé a mi perro y lo puse junto a los muebles que yo consideraba más altos. Mi perro sobrepasaba en altura todos, excepto un pequeño aparador lleno de cositas decorativas. Mi solución a ese problema fue usar Feliway para que ella se sintiera atraída y segura a la vez por el olor de la feromona pero eso no habría servido de nada si no le hubiera proporcionado una seguridad real (según ella la percibía ya que ninguno de los otros 4 gatos ha reaccionado nunca así) dejando completamente libre la parte superior del aparador y acercando la mesa un poquito más para que ella pudiera subir en tan solo dos saltos y quedarse allí. Para incentivarla un poco más le coloqué una mantita polar y unos premios de gato estaban allí esperándola. Fue un cambio muy pequeño en la casa pero el inicio de la solución a un problema que llevaba tiempo preocupándome.

2. Un lugar donde rascar

mesa rascador gato

Además de su lugar seguro nuestro gato se sentirá seguro y confiado teniendo un lugar donde rascar. Porque cuando nuestro gato araña los muebles o el sofá no está intentando destrozar nuestra casa. Los gatos realmente necesitan y disfrutan de su lugar donde rascar. Yo se que soy muy repetida pero espero que esto sea algo que aprendamos de memoria todos los que tenemos gato… Un lugar donde rascar no significa comprar un rascador pequeñito y dejárselo en un lugar poco visible de la casa.

Recordemos (más info en este post) que el gato rasca los objetos y muebles que hay a su alrededor por dos motivos Uno es el desgaste y aseo de sus uñas y el más importante es que el rascado sirve al gato para marcar su territorio. Por lo tanto, comprar un rascador chiquitito y dejarlo escondido en cualquier lugar no es buena idea. Debemos tomar consciencia de lo importante que es para ellos y proveer una solución a la altura de la importancia que tiene.  Además, proporcionarle un espacio adecuado para rascar es la mejor manera de poner a salvo nuestros muebles.

Lo que debemos tener en cuenta: cada gato prefiere rascar sobre un tipo de superficie. Si tu gato pasa del rascador de cuerda y rasca sobre la alfombra es que su material elegido es la alfombra. Y ese es el motivo por el que ignora el rascador de cuerda.

Así que debemos tener claro qué superficie prefiere nuestro gato: cartón corrugado, alfombra o moqueta, cuerda y madera….

También debemos tener clara la orientación preferida de nuestro gato: si prefiere el rascado vertical, horizontal o inclinado.

Recuerda que el lugar donde nuestro gato elige rascar de forma natural indica su preferencia territorial. Es decir, si seguimos todas estas pautas pero ponemos el rascador en una habitación por la que el gato no pasa jamás tampoco servirá de nada.

Si el gato está destrozando el sofá no podemos ponerle el rascador en la cocina y pretender que vaya allí. Debemos idear un rascador que cumpla todos estos requisitos y ponerlo en el area que el gato considera su territorio. En lugar de decirle “NO”  debemos proporcionarle una alternativa REAL de rascado dentro del mismo espacio, comprender su necesidad de rascar y premiarle cuando haga el cambio.

Al mismo tiempo podemos usar algún elemento disuasorio como este para que deje de ensañarse con los muebles, pero siempre siempre siempre lo primero es proporcionarle ese lugar de rascado que ellos necesitan.

3. El espacio vertical: Nuestra pared, un mundo de posibilidades.

gatificacion escalera gatos

A veces, cuando escribo algún post sobre gatificaciones no puedo evitar preguntarme ¿A quién se le ocurrió lo de la pared? Vale, estoy segura de que cualquier apasionado del interiorismo querría ocultar un arenero, y en realidad es algo bastante fácil, pero ¿Quién sería el primero en pensar que debía cambiar los cuadros de su pared por estanterías para gatos? Seguramente fue un humano muy observador que supo apreciar la naturaleza salvaje de nuestros compañeros gatunos.  Los gatos tienen el instinto natural de escalar, trepan hasta puntos suficientemente altos como para poder observar desde allí su territorio.

La idea es que tengan esa posibilidad también en casa. Crea un mirador con el que satisfacer su necesidad de trepar y observar construyendo en casa un árbol para gatos, o colocando estanterías a modo de escalera. Asegúrate de que tu diseño tenga una forma segura tanto como para escalar como para bajar y que no hay puntos sin salida donde quedarse atrapados y que la distancia entre escalón y escalón es segura así como la distancia hasta el suelo debe permitirles una caída segura .

4. A veces, “menos es más”

gatificacion gatos

A veces no hace falta diseñar una obra de súper ingeniería felina. A veces ni siquiera hay que gastar dinero. Depende de cada gato, depende de lo hábiles que seamos observando. A veces un pequeño estante junto a la ventana o simplemente acercar un mueble un poco a otro al que pueda trepar es suficiente para que nuestro gato sea más feliz.

Basta con echar un vistazo alrededor y ver si hay algunas superficies que pueden readaptarse para fines felinos. Retira los adornos y colocar una base de alfombra, sisal, un trozo de tela de peluche, una base acolchada o lo que nuestro gato prefiera en la parte superior y asegúrate de que el gatito puede acceder fácilmente a su nuevo territorio. Simplemente moviendo una silla para facilitar el acceso o colocando una mesa delante de una ventana puedes proporcionarle a tu gato un lugar donde se sienta cómodo.

Si gatificáis vuestra casa no dudéis en enviarnos vuestras fotos para compartirlas en la web con los demás loc@s de los gatos!


Productos de nuestra tienda
Relacionado: Gatificación, Hogar Tags: 

Participa, deja un comentario

Enviar comentario

Un comentario en "Gatificación: Todo lo que necesitas saber"

  1. Sr.tanaka dice:

    Muy interesante el artículo. En mi casa hacemos acogidas de gatos desde hace años, y siempre hemos tenido animales, y si hubiera conocido todo esto antes, cuantos dolores de cabeza me habría ahorrado con un artículo como este.

    Otra cosa, lo de evitar que rasquen el sofá no entiendo muy bien como lo expones. Se que los gatos son territoriales y de habitos fijos, por lo que marcan su terreno. Yo intento buscarles alternativas al sitio en cuestión, pero el resultado es que cambian el sitio de rascado… ¿Puedes explicarme tu como lo haces para que no te rasquen una zona?.

    Un saludo y sigue con tu blog, que me gusta mucho.

© 2016 La Loca de los Gatos. Todos los derechos reservados. XHTML / CSS Valid.
Content Protected Using Blog Protector By: PcDrome.
Tienda para gatos