Consejos para evitar la toxoplasmosis

Desgraciadamente hoy día es áun bastante frecuente que mujeres embarazadas tomen la decisión de deshacerse de su gato, por miedo a la toxoplasmosis o a que surjan incompatibilidades con el bebé.

El toxoplasma gondii, el parásito que puede provocar la toxoplasmosis, se encuentra además en la carne cruda o poco cocida, frutas y verduras sin lavar, y en ocasiones puede encontrarse en la arena sucia o en las heces de gato.

embarazo-y-toxoplasmosis

La toxoplasmosis no es fácil de diagnosticar, ya que sólo el 10% de las mujeres tienen síntomas como pueden ser fiebre, dolores de cabeza o rigidez muscular. Es por ello que si quieres quedarte embarazada o ya lo estás, es conveniente que realices un análisis para asegurarte de que no tienes anticuerpos.

Si tienes un gato y estás embarazada, conviene que sigas unas normas estrictas de higiene y alimentación para garantizar que evitas la toxoplasmosis. El miedo a la enfermedad es muy común, pero si sigues estas normas y tu gato esta bien cuidado y con chequeos médicos regulares, no surgirán problemas.

¿Cómo evitar la toxoplasmosis si tenemos gato?

Ante todo calma, que por estar cerca de un gato o acariciarlo no te vas a contagiar pues no se trasmite por el aire.
1. Evita que tu gato se contagie, si él no se contagia de la enfermedad mucho mejor, creo que el veterinario puede hacerle una prueba para saber si la está pasando o no. ¿cómo se evita que se contagie?
  • Sólo debe comer pienso para gato (concentrado), no le des carne cruda o poco cocinada.
  • Evita que salga a la calle para que no se coma ningún animalillo que esté pasando la enfermedad (ratones, grillos, etc).
2. Ponte guantes cuando recojas las cacas de su bandeja de arena  (si lo hace otra persona mejor)
3. No dejes las cacas en la bandeja más de 24h, los “huevos” del toxoplasma eclosionan pasadas las 24h y es cuando las cacas se vuelven infecciosas.

Si estás embarazada además te interesará saber que, en cuanto a posibles incompatibilidades con el bebé, los gatos son mascotas muy vinculadas a la vida familiar y muy leales con las personas que les cuidan. Podrás evitar sorpresas con la llegada del bebé dejando que tu gato descubra la llegada del nuevo miembro de la familia poquito a poco. Una buena idea es que antes de que nazca el bebé permitas a tu gato entrar en su habitación para que note los cambios en la casa. Después conviene que se vayan conociendo poco a poco. Los gatos pueden sentirse amenazados ante la aparición de un extraño que quiera tocarlos o jugar con ellos, aunque esto depende también del nivel de socialización. Al principio conviene mantenerlos en habitaciones diferentes y permitir que el gato huela la ropa o juguetes del bebé, para que se vaya acostumbrando. Pero ojo, intentaremos cambiar lo mínimo posible las costumbres y rutinas que ya tenía nuestro gato.

Lo que no es recomendable en absoluto es que nos pongamos nerviosos e irascibles o que los cambios en nuestras rutinas afecten a nuestro gato. Nuestros cambios de ánimo también afectan mucho a nuestro gato y cualquier cambio en nuestras rutinas puede afectarle, por lo que intentaremos comportarnos con nuestro gato tal y como hemos hecho siempre. Si no lo hacemos podrá estresarse y mostrarnos su estrés, aumentando así nuestro temor a que pueda hacerle algo al bebé. Recuerda: si quieres que tu gato esté cariñoso y tranquilo tienes que transmitirle tu a él cariño y tranquilidad. No podemos andar cambiando todo alrededor de nuestro gato, restarle atención y esperar que siga como siempre. Nuestros gatos son seres muy sensibles, especialmente a los cambios en las rutinas y a nuestros estados de ánimo.

Una vez que ya sea consciente de su presencia, podemos dejar que olfatee y mire al pequeño. No hay que forzar ni impedir un acercamiento pues los movimientos bruscos pueden asustar al gato. Una buena idea sería sentarse en un sillón y tener el bebé en el regazo y al gato al lado curioseando o descansando.

Si el gato entra en la cuna con el bebé dentro, por curiosidad o porque quiere acostarse junto a él y lo descubres, no te asustes ni le regañes. Simplemente sácalo de la cuna con cuidado, de la mejor forma posible, para que no se ponga nervioso.

Es importante que el gato tenga muy claro cuáles son las zonas permitidas de la casa y que además tenga su propia cuna. En ningún momento podemos desatender las necesidades de nuestro gato en cuanto a alimentación, agua, cepillado, limpieza de pelo y uñas, vacunas y desparasitación. Tiene que recibir el mismo cariño que siempre y que no note falta de atención o cambios bruscos en ningún momento para que su adaptación sea calmada y plena.

Por otro lado el bebé tiene que crecer sabiendo que el gato es parte de la familia y que tiene que quererlo y cuidarlo como tal. De esta forma la relación entre ambos será enriquecedora y duradera.

Via: Matrona de la Janda

Relacionado: Artículos, Convivencia, Problemas comunes, Salud Tags: , , , , , , , , , , ,

Participa, deja un comentario

Enviar comentario

6 Comentarios en "Consejos para evitar la toxoplasmosis"

  1. Ana dice:

    Yo jamás me libraría de mis preciosos gatitos por el simple hecho de tener un bebé… ¡No entiendo como hay mujeres que hacen semejante burrada!

    También, otra opción es llevar al gatito a vivir mientras duren los meses de embarazo, al hogar de otro familiar, amigo… o canguro de animales :))

  2. Tiara dice:

    No entiendo como pueden abandonar a sus gatos por un embarazo, la mayor parte de las mujeres contagiadas con toxoplasma es por consumir frutas o verduras mal lavadas o carne sin cocción, además si has vivido mucho tiempo con gatos lo más probable es que hasta seas inmune.

  3. T&Okiss dice:

    Yo estoy embarazada de 9 semanas y la matrona me dijo que lo siguiera tratando igual que no habia ningun problema,ademas parece que el siente mi bebe ahora siempre quiere estar encima de mi y echa su cabecita en mi panza. Lo adoro es tan tierno!!!hay que tener mas atencion en labar las frutas bien y hacer bien la carne!!

  4. Rav dice:

    “…análisis para asegurarte de que no tienes anticuerpos.”
    Creo que deberían checar eso, porque los anticuerpos son los que defienden a nuestro cuerpo de virus, bacterias y parásitos.
    De hecho, el VIH es un virus tan letal debido a que destruye los anticuerpos. Esto nos hace muy vulnerables a más enfermedades e infecciones.
    Al menos la manera en que se escribió da a entender que los anticuerpos son algo malo que hay que prevenir.

    Otro error es que los nombres científicos (de animales, plantas, bacterias, etc.) siempre se escriben con letra cursiva.

  5. Jazmin dice:

    Me da miedo pensar que deba tirar a mis pequeños mininos, los quiero mucho y creo que si es posible la convivencia, pero toda mi familia, incluyendo mis papás, me dicen que me deshaga de ellos 🙁

  6. Natalia dice:

    Los gatos son seres mágicos, el toxoplasma no es algo que se contagie con solo tocar un gato, sino a través de las heces por ingestión de vía oral y no creo que entre en la dieta de ninguna embarazada “comer mierda”.
    Deshacerse de los gatos sin compasión y olvidando que son seres con sentimientos es inculcarle al bebé unos valores que dejan mucho que desear…
    No dejar que los comentarios de amigos o familiares nos llenen la cabeza de ridiculeces y nos atormenten la existencia, sólo hay que tener cuidado con no ingerir heces y podréis disfrutar de vuestras mascotas y ellas del embarazo y de los bebés.

© 2017 La Loca de los Gatos. Todos los derechos reservados. XHTML / CSS Valid.
Content Protected Using Blog Protector By: PcDrome.
Tienda para gatos