El aseo de tu gato desde pequeño

Un gatito recién llegado necesitará algunas cosas seguro durante sus primeros meses de vida: mucha atención, comidas regulares y equilibradas, y un poco de ayuda con su aseo.

El cepillado

Aunque los gatos pueden asearse solos, el peinado regular y el aseo puntual favorecen su desarrollo y le ayudan a tener un aspecto saludable y un pelo brillante. Pero no solo eso, le ayudará a evitar las bolas de pelo y a aliviar el estrés.  Si los dos os acostumbráis cuanto antes a esta rutina, pronto se convertirá en algo habitual en vuestra vida y le encantará relajarse y dejar que le mimes. También es un modo estupendo de reforzar vuestra relación.

Puede que tu gato se ponga nervioso cuando le cepilles por primera vez: déjale que juegue con el peine y el cepillo para que se acostumbre a ellos y reduzca su ansiedad. Dedica un poco de tiempo a acariciarlo por todas partes, especialmente la tripita y las zonas más difíciles de alcanzar, para que se acostumbre a tus manos. Esto requiere un poco de paciencia. Cuando vea que el cepillado es como cuando le acaricias, pronto lo aceptará.

Cuando se haya acostumbrado al cepillo (te recomendamos que utilices uno de púas separadas), úsalo para eliminar el pelo que se ha caído.

Ten especial cuidado al cepillarle la cabeza, y después continúa con el cuerpo, la cola y las patas.

Mientras cepillas a tu gatito, aprovecha para comprobar el estado de su piel y su pelo. Fíjate en cualquier bulto, irritación, heridas u otras alteraciones. Comprueba si presenta signos de tener pulgas u otros parásitos.

Hay que eliminar todos los nudos del pelo para cepillarle bien, pero si sigues una rutina constante no se le formarán muchos nudos ni serán difíciles de deshacer.

Si tu gatito está muy sucio, límpialo con un paño mojado con agua tibia.

No utilices jabón, porque le irritaría la piel. Puedes usar algún jabón sin aclarado para gatos si quieres limpiar más en profundidad o quitar algún olor.

Ojos y oídos limpios

Después del cepillado, comprueba sus ojos y oídos. Si tiene los ojos llorosos, límpiaselos con una bolita de algodón humedecido con agua templada. Usa una diferente para cada ojo. Consulta a tu veterinario si te parece que sus ojos están rojos o con muchas legañas. Puedes usar una infusión de manzanilla fría para limpiarle los ojitos si están un poco infectados ya que le aliviará bastante.

Si tiene los oídos sucios, límpiaselos con una bolita de algodón seca. No actúes más allá de la zona del oído que puedes ver, ni introduzcas ningún objeto en el oído. Si hay mucha cera oscura, consulta a tu veterinario, ya que podría tener ácaros.

Dientes sanos

Los dientes de tu gatito deben estar limpios y sin sarro y sus encías han de presentar un saludable color rosa. Revísale la boca periódicamente para que se acostumbre. De este modo, te resultará más fácil cuando necesites limpiarle los dientes o darle un medicamento.

También puedes introducir el pienso (comida seca en forma de croquetas) para gatitos en su dieta, porque contiene un suplemento de calcio que le ayuda a mantener sus dientes sanos.

Uñas bien arregladas

A los gatitos les encanta arañar, lo que es importante ya que les ayuda a mantener sus uñas en buen estado. Un rascador le servirá para limárselas, aunque cuando sea un poco mayor tendrás que cortárselas si quieres que las tenga bien arregladas. Empieza a manipularle las patas desde muy pequeño para que se acostumbre; de este modo cooperará mejor cuando sea adulto. Tu veterinario te enseñará cómo hacerlo.

vía El aseo de tu gatito.


Relacionado: Artículos, Pendientes, Salud Tags: 

Participa, deja un comentario

Enviar comentario

3 Comentarios en "El aseo de tu gato desde pequeño"

  1. Ana dice:

    Hola, muy linda nota
    mi gatita se rasca mucho las patitas y muerde y tironea,como queriendo sacarse algo, pero se las miro y están bien… lo único que, aunque se afila las uñas siempre en la madera de la cajonera, siempre veo que hay uñitas, como que se le salen… ¿ puede ser que eso sea saludable ?
    Gracias,
    Ana

  2. Silvia dice:

    Hola!!! he aqui yo otra vez, pero para hacerte otra consulta. ¿recuerdas que habia adoptado una gatita, que recogi de la calle, de 2 años Kitty? te hice consulta acerca del arenero, y tambien sobre la adaptación.
    Puedo decir que todo se va encaminando….me ha surgido un problemita… es el mal aliento , no se si sera la alimentaciòn, y para verle la boquita, si tiene encias sanas… apenas de deja coger.no permite alzarla… y poder inspeccionarla como es debido.
    Puedes darme algun consejo? gracias Silvia.

  3. Hola Silvia!

    Me alegro de que Kitty se vaya adaptando poco a poco. Te puedo comentar que por lo general los gatos tienen muy mal aliento. Y también que no les gusta mucho ser inspeccionados. Si tienen mucha mucha confianza con su dueño habrá más probabilidades de que lo hagan, si no les queda más remedio y sobre todo porque se han ido acostumbrando.

    No se si habrás llevado a Kitty al veterinario para hacerle una revisión, pero cada gato nuevo que adoptamos debería ser revisado y es en ese momento que el vete le mira al gatito que todo esté bien.

    Bueno, centrándome en lo que me preguntas… No hace falta que la alces y le abras bien la boca para revisarle las encías. Puedes ahorrarte un paso, se tu quien se se ponga a su altura. Arrodíllate, tírate al suelo, lo que haga falta. Si Kitty no quiere que la alces, simplemte trata de no alzarla.

    Cuando yo tengo que “forzar” a mis gatas a algo, la mayoría de las veces intento engañarlas (a la primera es fácil, pero luego ya se lo saben). En lugar de ir directamente a inspeccionar la boca, hazte la remolona. Juega un poco con ella, aséala, acariciala… haz que se relaje contigo y busca la posición en que te sea fácil acceder a su boca. Cuando esté confiada puedes manipularla un poco mejor y levantarle el labio para mirar. A lo mejor se queda y se deja o a lo mejor te da tiempo solo de echar un vistazo rapidito.

    Si lo que quieres es una inspección más a fondo te recomiendo que lleves a Kitty hasta una mesa o un lugar en alto (llámala, que vaya allí por su propio pie si no se deja coger). Otra persona deberá agarrarla para que no se mueva. Cuando esté agarrada le abres la boca y ya miras… Según la tengáis de bien agarrada te dará más tiempo a mirar 🙂 .No le va a gustar mucho así que luego le puedes dar un premio para que se le pase el cabreo…

    Espero que estos pequeños trucos te sirvan de algo. De todas formas si no le has hecho la revisión también puede ser que tenga algún parásito intestinal. Eso se soluciona rapidito, con una única pastilla que te da el veterinario. También como tu dices puede ser la alimentación. El pienso o concentrado es lo que más les ayuda a tener unos dientes sin sarro.

    Muchas gracias de nuevo por compartir tus experiencias gatunas. Un abrazo y suerte en la inspección!!

© 2017 La Loca de los Gatos. Todos los derechos reservados. XHTML / CSS Valid.
Content Protected Using Blog Protector By: PcDrome.
Tienda para gatos