Nuestros gatos nos hablan. Así se forma el idioma que usan para comunicarse con nosotros.

Algunas personas pueden pensar que hablar el idioma “gatuno” es una locura propia de una loca de los gatos, pero la realidad es que la idea no ha sido mia…

Según un artículo publicado por Cristina Morales Romero, titulada en psicología felina y canina y especialista en conducta felina, el gato se comunica con nosotros y con sus congéneres a través de sonidos, señales y marcas que forman un código perfecto y éste puede aprenderse. Si nos centramos en los sonidos, en el “idioma” formado principalmente por las vocalizaciones que nosotros conocemos y paramos a escuchar detenidamente, encontraremos cientos de sonidos distintos que hacen que nos hagamos la eterna pregunta ¿qué estará diciendo?

hablar idioma gato

Hoy sabemos que es posible aprender el idioma de los gatos, el idioma de las vocalizaciones. Esto lo logramos basándonos en el análisis de estos sonidos, haciendo un estudio del sonograma y fijándonos en detalles como por ejemplo, dónde pone el énfasis en el miau, o la frecuencia de sus ronroneos.

Las vocalizaciones que el gato utiliza para comunicarse con su propietario resultan de la referencia que él obtiene observando el comportamiento de su propietario, la forma en la que éste reacciona cuando el gato emite determinada vocalización. Una vez que nuestro gato sepa qué frecuencia de maullido debe emitir para conseguir lo que se propone, debido a nuestra reacción al oírla, se le quedará grabada de forma que la pueda utilizar cada vez que la necesite para utilizarla con nosotros.

Según estudios llevados a cabo por M. Moelk, el objetivo del gato se puede “adivinar” en función de la intensidad de pronunciación de las letras que forman el miau.

Una “M” muy marcada indica una intensa necesidad de contacto. Una “i” larga, señala dolor, e incluso angustia, una “a” larga demanda la necesidad urgente de algo, mientras que un pronunciado “ou” se interpreta como frustración, como el fracaso cuando el gato nos ha pedido algo: hay una hembra cerca, la huele, la oye, quiere salir y no abrimos la puerta. De esta forma podemos aprender a entender qué desea nuestro gato atendiendo a sus maullidos. Además podemos interpretar otros sonidos que a pesar de sonar cómicos al transcribirlos, forman también parte de su lenguaje y podemos analizarlos en sonogramas, como los “mhrm”, “purrr”, “aaaoaaa” que emite una madre cuando sus cachorros le reclaman atención y quiere calmarles.

El gato es una animal inteligente, esto se refleja en su forma de comunicación con los humanos. Repetirá tantas veces como haga falta un sonido determinado, hasta que consiga lo que quiere. Este maullido será diferente en función de lo que el gato demande. Los gatos han aprendido a lo largo del tiempo con nosotros, que encontramos agradables los sonidos de alta frecuencia y corta duración y esos serán los que empleen en su comunicación con los humanos.

¿Y tu? ¿Entiendes a tu gato cuando trata de comunicarse contigo? Si te apetece compartir tu experiencia con nosotros nos encantará leerte en los comentarios.


Relacionado: Artículos, Comportamiento felino, Convivencia, Curiosidades Tags: , , , ,

Participa, deja un comentario

Enviar comentario

64 Comentarios en "Nuestros gatos nos hablan. Así se forma el idioma que usan para comunicarse con nosotros."

  1. Luz Sophia Rodriguez dice:

    Me encanta encontrar tus correos. Mi gato se hace entender bastante bien. Cuando esta contento jugando solo o conmigo hace ese prrr. grrr. Cuando quiere que le ponga atención inmediata camina sobre mi, (si estoy en cama) o mi computador (si estoy con alguna actividad allí). El maullido es largo y sonoro si quiere ir a pasear… pone las patas en la puerta y maúlla. Camina contra mis piernas en ocho (no me deja casi avanzar) si quiere comida y su tazón esta vacío. Se sienta con cara de ofensa y aburrido si quiere dormir en la noche y yo no he ido a la cama aun. Un abrazo!

  2. Santiago dice:

    a mi gata la adopte antes era callejera estaba caminando y derrepente la bi persiguiendome entonces le di gatarina y no le gusto y su comida favorita es jamon y espageti con carne pero no entendi la explicacacion

  3. Selerkála dice:

    En mi caso mi gata entiende muchas palabras “humanas” concretaw como “besito”, “comida”, “cama”, “ven/vamos”…siempre y cuando se las diga con el mismo tono. Y lo mismo a revés: he aprendido, como bien dices, a interpretar sus maullidos. Tiene uno muy claro y agudo cuando quiere comida, uno lastimero cuando pide salir a la terraza, uno que suena casi como “mamá” cuando me llama… Tenemos una comunicación muy interesante, la verdad. 🙂

  4. Selerkála dice:

    Ah! Y también entiende mis propios maullidos que he ido perfeccionando a base de imitarla. Jejeje. Es muy gracioso.

  5. Con razón ahora que mi gato le ha dado por maullar no lo entiendo, si nunca aprendió un idioma de chico ya que no maullaba simplemente porque no le nacía XD

    Mi gato llego a mis manos con 1mes y dos días y lo único que hacia era mirarme intensamente cuando quería algo, se paraba junto al agua, junto al baño, junto a la comida o junto a mi y esperaba lo notase. XDDDDDDD Así de barsa. Tuve que aprender a tenerle todo listo para cuando quisiera algo o a mirarlo constantemente. Sólo hacia ruidos para jugar jajaja ahora no sé qué le dio por maullar y nunca sé que quiere.

  6. Daniela dice:

    Muy buena nota, estuve buscando y creo que en ningún lado me responde mi duda:
    cuando el gato ronronea y “amasa” con las patitas pero a la vez muerde suavemente la superficie que esta tocando que significa? las dos cosas cuando “amasa” y cuando también muerde.
    Muchas gracias, saludos.

    pd: “amasar” seria empujar y soltar con las patas una superficie acolchonada reiteradas veces.

  7. Sindia dice:

    Mi gato a veces maulla y lo hace con tono de pregunta, y yo le respondo con mi idioma y él me sigue contestando con maullidos… Y podemos pasar así horas xdd

  8. Andrea dice:

    Mi gata hace que la entienda, puedo entender que habla. Por ejemplo dice mamau, por que, ya, por que no. Al principio pensé que estaba loca pero muchas personss la escuchan y entienden lo mismo que yo

  9. Catherine Etcheberry dice:

    Tengo 5 hermosas bestiezuelas;
    La Kitty Blue una Tabby Gris , las Power Puff Cats, trillizas bicolor (blancas con manto atigrado) y mi Buggy Night , angora negro En el mismo orden de edad y todos adoptados de bebé en situación dramática de calle.
    La Kitty, la más reservada, suaves meeaam, para masajeame, escobillame (ahora puntualmente verano y necesita doble atención. Las trillizas, pesadilla, voy entrando a la casa y maullidos MEauw, meauw, fortísimos (casi “me están matando”) para que les abra el grifo del lavamanos del baño de mi habitación -sólo ese vale-

  10. Catherine Etcheberry dice:

    Quedé a la mitad, si Mau mau, ma, mau, osea mamá, sí existe, es. Buggo siendo el único macho el más suavecito, casi carraspera resfriado, hilito miiiiiihheaaw, para avisarme que quiere, cualquier cosa, osea atención.

  11. Catherine Etcheberry dice:

    El amasar tengo entendido que es rememoranza con la mamá gata cuando hacía ese mismo movimiento cuando se amamantaba y presionaba , abriendo cerrando garrita con su pechuga

  12. Veronica dice:

    Hola, la verdad que me gustó mucho el artículo, yo a mis gatos los entiendo demasiado, cuando quieren comer, salir afuera o cuando quieren que les cambie sus piedras. Tengo tres gatos y son como mis hijos, le hablo y ellos me escuchan, los amo demasiado.

  13. Veronica dice:

    Ah y algo más, mi gato me queda mirando fijo a mi o a mi novio y cuando palmeros la cama y le decimos que venga, sube rápido al lado nuestro. Es como que sabe que tiene que esperar nuestro permiso. Los tres tienen nombres y cuando llamamos a cada uno como tal saben quien es quien, responden rápidamente a sus nombres..

© 2017 La Loca de los Gatos. Todos los derechos reservados. XHTML / CSS Valid.
Content Protected Using Blog Protector By: PcDrome.
Tienda para gatos