10 consejos para reducir las agresiones entre gatos en casa

Cuando tenemos varios gatos, lo más habitual es que se lleven bien entre ellos, sin embargo hay ocasiones en que tenemos conflictos y agresiones entre dos gatos en casa. Esta situación es bastante difícil de llevar porque normalmente no sabemos qué hacer. Además hay que sumar que lo que solemos hacer no funciona, que sufrimos por el gato agredido y que todo el mundo se comporta como si fuera culpa nuestra. Así que, bueno, vamos a ver qué podemos hacer para sentirnos mejor y afrontar de forma eficaz la gestión de los problemas de agresividad entre gatos en casa.

Sin duda, ante un caso de agresividad entre gatos en casa nuestra preocupación principal radica está en que esa agresividad puede llegar a limitar y estresar muchísimo al gato que está siendo el objetivo de dichas agresiones, llegando a veces incluso a causar heridas. Estos tips nos resultarán de ayuda en casos en los que el acoso que dificulta la convivencia ya que nos van a ayudar a reducir los factores que están estresando a ambos gatos, sin llegar a ser agresiones de mayor gravedad.

Recuerda que la agresión entre gatos en casa suele ser más común si nuestros gatos no están esterilizados (la esterilización reduce o previene las agresiones entre gatos que conviven en el mismo domicilio en un 90%).

Sin embargo hay ocasiones en que ese comportamiento agresivo no cesa, incluso entre gatos esterilizados…

Leer el artículo relacionado: Algunas causas de la agresión entre gatos

10 Consejos para parar las agresiones entre gatos en casa

1. Es aconsejable reducir la competencia entre gatos añadiendo un mayor territorio disponible para que ellos lo utilicen. Y no me refiero a mudarnos a una casa más grande, sino habilitar más espacio. Podemos hacer una gatificación como esta para aprovechar las paredes y ampliar el espacio vertical disponible. También debemos enriquecer su entorno y ampliar su mundo con más árboles rascadores, escondites y sitios para dormir. Hay rascadores multiplataforma que ya incluyen en su estructura varias camas, escondites y superficies de rascado, como estos. Es recomendable disponer también de diferentes áreas para comer y distintos areneros para reducir al máximo la competencia por el espacio y los recursos y enriquecer su entorno tanto como podamos, como comentaremos más adelante.

2. Crea un lugar seguro para el gato agredido.  Lo tendrás muy fácil si te ayudas de la tecnología. Vivimos en una era en la que los coches se conducen solos y podemos pasar la aspiradora en casa desde cualquier lugar del mundo. Aprovechar los avances tecnológicos para mejorar la convivencia entre nuestros gatos es posible, usando por ejemplo puertas para gatos con apertura magnética.

Este tipo de puerta se creó inicialmente para evitar que, en casas con puertas gateras que dan al exterior, otros gatos del vecindario pudieran colarse. El gato con “la llave” lleva un collar con un pequeño dispositivo magnético que permite la apertura de la puerta, impidiendo que ningún otro gato entre en su espacio. También las hay con dispositivo de infrarojos y con lector de microchip (por ejemplo estas). Lo importante es que este tipo de puerta puede ayudarnos a la hora de dar un espacio íntimo y privado al gato que está siendo objeto de acoso de forma muy sencilla. Tan solo tenemos que elegir una habitación en la que solo podrá entrar uno de los gatos (el más tímido) y poner esta puerta con la ayuda de un carpintero o de una sierra de calar si somos manitas.

3. Diversos lugares donde comer y hacer sus necesidades. Aparte de la necesidad de estímulos y la territorialidad que comentábamos antes, hay otro motivo por el que proporcionar a nuestro gato varios puntos donde comer y hacer sus necesidades. Se trataría de evitar el acoso y las emboscadas. Debemos tener en cuenta no solo ubicar varios puntos de aseo y comida sino hacerlo también en lugares donde nuestro gato no pueda ser acorralado. Los gatos acosados pueden llegar a dejar de comer para así evitar el acoso.

4. No premiar el comportamiento agresivo. A veces, cuando vemos que un gato comienza la agresión intentamos distraerle con juegos y atención o comida. Debemos dejar de hacer esto. El momento de distraerlos es antes de que se inicie la agresión.

5. Interrumpe la agresión. Las peleas no van a llevarnos a una solución amistosa. Podemos distraerles con un sonido fuerte, como una palmada, pero recuerda que la distracción no debe convertirse en un premio una vez que ha comenzado la agresión. Nunca hay que dejar que la pelea continúe ya que eso no solo no va a resolver el problema que lo causó sino que empeorará la convivencia.

6. Juega con tus gatos de forma regular. Lo ideal es establecer una rutina de juegos en cuanto llegan a casa, pero nunca es tarde para llevarlo a cabo. Está probado que la “terapia de juego” previene y minimiza la agresividad entre gatos independientemente de la causa.

7. Una ayuda externa contra el estrés. Habla con un veterinario y/o un etólogo o experto en comportamiento animal. El experto en comportamiento te puede ayudar con el acoso y las agresiones y muchas veces te podrá recomendar remedios naturales como flores de bach para ayudar en la terapia. Aquí tienes una lista con más de 15 opciones naturales o de uso externo que pueden ayudar a calmar los ánimos mientras trabajamos la raiz del problema.

Recuerda que siempre es el veterinario es quien determina si se trata tan solo de un problema de comportamiento o puede haber alguna causa médica o física tras las agresiones. El tratamiento farmacológico no va a solucionar el problema de comportamiento, pero sí puede ser de ayuda para controlar la ansiedad, la sobrevigilancia y el estrés de los gatos mientras estamos solucionando el problema. Nuestro veterinario será quien determine en qué casos es recomendable.

8. Contracondicionamiento. Interrumpe a los gatos cuando se pelean. Premia a los gatos cuando están juntos y no se están peleando. Refuerza su comportamiento con juego y premios o comida que les guste, así asociarán la presencia del otro gato a situaciones agradables y positivas.  El contracondicionamiento en gatos requiere de muchísima paciencia y tiempo, por lo que supone que debemos ser perserverantes durante varios meses.

9. Controla el lenguaje corporal. Tal vez este es el punto que pude resultar más complicado para nosotros. Pero digamos que el lenguaje corporal de nuestro gato tímido incita al gato agresor a seguir viéndolo como una presa. Nuestro gato camina rápidamente siguiendo con la mirada al agresor y esto puede incitar a que corra detrás de él mientras huye. En la medida de nuestras posibilidades debemos tratar de ayudar a nuestros gatos tímidos a mostrarse más seguros y confiados. Por desgracia, aunque sabemos que esto ocurre debido a la importancia del lenguaje corporal en la comunicación entre gatos, no existe una técnica para ayudar a nuestro gato, por lo que deberemos observar y a veces, antes incluso de parar la agresión, anticipar este tipo de movimientos y reconducirlos.

10. Vuelve al principio. Algunos etólogos recomiendan volver a presentar a los gatos, como si fuera la primera vez. Esto es, dejando a uno de los gatos en una habitación y dejándolos que se huelan y se vean poco a poco y con supervisión. En casos de agresión el gato más tímido es el que se quedará en casa eligiendo sus espacios preferidos y el gato “acosador” o agresor el que estará en la habitación “de invitados” hasta pasar poco a poco a la vida en común. En algunos casos a la hora de acercarlos las primeras veces se recomienda hacerlo con un arnés.

Por supuesto, lo mejor siempre es consultar con un veterinario y/o un etólogo y recordad que siempre hay que descartar que haya algún problema médico que ocasione malestar a nuestro gato. Nuestro veterinario nos confirmará si se trata de un problema de salud o de comportamiento.

Espero que estos tips os ayuden a tener un ambiente más relajado en casa!

Post relacionados:

Este texto ha sido creado por lalocadelosgatos.com. Se prohíbe su reproducción total o parcial salvo autorización expresa.

Relacionado: Comportamiento felino, Consejos y Tips, Convivencia

Participa, deja un comentario

Enviar comentario

© 2017 La Loca de los Gatos. Todos los derechos reservados. XHTML / CSS Valid.
Content Protected Using Blog Protector By: PcDrome.
Tienda para gatos